ARCHIVADO EN:

A poco más de tres semanas para las elecciones municipales del 26 de mayo, Manuel Valls ha presentado el que será su programa electoral. Las propuestas del exprimer ministro francés para Barcelona se resumen en 12 compromisos con 175 propuestas -en la que han trabajado unas 30 personas a lo largo de ocho meses- entre los que destacan hacer de la capital catalana una ciudad segura con un mayor refuerzo de la Guardia Urbana, la lucha contra las desigualdades y la pobreza y el cambio climático y la prioridad de construir más vivienda asequible. La mayoría de la iniciativas ya se conocían, pero este jueves Valls ha avanzado también que quiere revisar el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT) y permitir la apertura de nuevos establecimientos de alojamientos turísticos, en especial hoteles.

El objetivo de Valls de revisar el PEUAT busca crear un marco más equilibrado y menos restrictivo. Fuentes de la lista de Valls explican que con el plan actual, impulsado por el gobierno de Ada Colau hace dos años, se hace muy difícil construir o rehabilitar hoteles en una parte importante de Barcelona. Según la candidatura del político galo, la apertura de establecimientos hoteleros suele ir acompañada de nuevos comercios en las zonas en las que se instalan los hoteles. La revisión del PEUAT se hará siguiendo este criterio, pero incrementando también las viviendas habituales en todos los barrios de la ciudad.

En el área económica, Valls también quiere convertir el aeropuerto en un hub intercontinental que funcione las 24 horas, potenciar las ferias y los congresos internacionales, hacer una correcta aplicación de la Ordenanza de terrazas, revitalizar el comercio en los barrios y mantener la tolerancia 0 con los pisos turísticos ilegales. El alcaldable ve también necesario redefinir la oficina municipal de desarrollo económico Barcelona Activa y enfocarla hacia los ámbitos del conocimiento y la tecnología, la economía digital, el turismo sostenible y la innovación social. Valls propone también trasladar la sede del Parlament a un edificio de Glòries.

DELITOS DISPARADOS

Con los delitos disparados, otra de las prioridades de Valls es que Barcelona vuelva a ser una ciudad segura. El exiministro del Interior francés dice que si gobierna él mismo liderará la gestión de la seguridad de la ciudad, aunque también tiene la intención de recuperar la concejalía de Seguridad eliminada por Ada Colau. Valls también quiere incoporar, a lo largo del mandato, 1.500 nuevos agentes en la Guàrdia Urbana, restablecer la Unidad de Soporte Policial (USP) eliminada por Colau y erradicar el top manta de las calles de Barcelona. Y acabará, asegura, con la venta ambulante irregular en tres meses.

En el lucha contra las desigualdades y la pobreza, Valls plantea crear una nueva concejalía de Familias y Gente Mayor, aumentar la inversiones para hacer frente a la exclusión residencial y social, reducir las listas de primera visita en los servicios sociales, combatir la fractura digital, garantizar los derechos de las personas LGTBI, potenciar y mejorar la atención domiciliaria y crear una Oficina para los Asuntos del Pueblo Gitano. Muy probablemente, en caso de gobernar, el área social lo liderará la regidora Marilén Barceló.

Para reducir los efectos del cambio climático, el exacalde de Évry pondrá en marcha un plan de choque y potenciar el uso del transporte público, que será gratuito en episodios de contaminación grave. El programa presentado incluye también la intención de plantar 10.000 árboles en ocho años, priorizar el reciclaje y rehabilitar el parque de viviendas de la ciudad para mejorar la calidad medioambiental.

10.000 VIVIENDAS NUEVAS EN OCHO AÑOS

La dificultad para acceder a una vivieda digna es otra de las preocupaciones de Valls. El político tiene como medida estrella construir 10.000 viviendas en ocho años con algún régimen de protección, de la que el 75% serán para alquiler asequible. Esta medida va acompañada de la intención de edificar otros 10.000 pisos en el área metropolitana, poner en marcha planes específicos en los barrios más pobres y afectados por la crisis (como en el Besòs) y redefinir los criterios de acceso a una vivienda pública introduciendo factores de temporalidad y de revisión periódica en función de las condiciones socioeconómicas de las familias. 

Manuel Valls durante la presentación de las 175 medidas del programa electoral / VALLS BCN 2019
Manuel Valls durante la presentación de las 175 medidas del programa electoral / VALLS BCN 2019 

En el ámbito de movilidad sostenible y metropolitana, Valls se compromete a impulsar un pacto de infraestructuras con los gobiernos de España y la Generalitat para completar las línes 9 y 10 del metro, acabar las obras de la estación de la Sagrera y ejecutar un plan de mejoras para Cercanías. El líder de la plataforma Barcelona pel Canvi-Ciutadans también quiere poner en marcha una tarjeta T-Movilidad personalizada y unos precios del transporte público adecuados al uso real que se hace de él. Asimismo, Valls plantea aumentar el paso de los convoyes de metro y estudiar la creación de un plan de aparcamientos disuasorios en los barrios para reducir la circulación de vehículos privados.

Como ya ha explicado en distintas ocasiones, Valls quiere que Barcelona tenga unos nuevos Juegos Olímpicos. El texto electoral recoge la intención de poner en marcha el programa Barcelona cap als Jocs Olímpics que tiene como objetivo que la capital catalana pueda organizar los JJOO de invierno de 2030 o los de verano de 2032. El programa concreta que la decisión final tendrá que contar con el consenso del pleno municipal, la Generalitat, el Gobierno español y el Comité Olímpico Español

MENOS FRACASO ESCOLAR

La escolarización de los niños de 0 a 3 años es otra de las prioridades de Valls, que propondrá la igualdad de oportunidades para acceder a los centros. Entre las medidas, la plataforma propone estudiar las oferta de plazas públicas para una correcta planificación por barrios de cara a futuras inversiones. También en el ámbito de la educación, el exprimer ministro francés trabajará para reducir el fracaso escolar, incrementar las becas comedor, la recuperación de oficios perdidos y fomentar la formación profesional.

En la presentación del programa electoral, Valls subraya que las elecciones municipales del 26 de mayo son más importantes que las generales del pasado 28 de abril. Según el exprimer ministro francés, en las municipales, los barceloneses votarán de manera muy diferente a cómo votaron el pasado domingo. En las generales, ERC y PSC fueron las fuerzas más votadas en Barcelona. "Quienes piensen que se repetirán los resultados se equivocan", sostiene Valls.

OPOSICIÓN AL POPULISMO

Valls dice que el programa que presenta es para hacer una Barcelona "más abierta, más segura y mejor gestionada". Y añade que las propuestas están para materializar "el proyecto de volver a Barcelona su condición de capital catalana, española, europea y mediterránea". Según Valls, en Barcelona solo hay dos opciones de gobierno, la que él propone y la aventura "del populismo y el independentismo, dos fuerzas que están preparándose para pactar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.