El candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls ha asegurado que “la idea del pueblo catalán, para mi no existe”. Valls, que ha hecho estas declaraciones a la emisora francesa de radio France Inter, ha afirmado que la “idea de la autodeterminación no me parece acertada ni desde el punto de vista del derecho ni desde el punto de vista cultural o político", aunque se ha mostrado respetuoso con los que defienden esa idea de forma pacífica.

El exprimer ministro francés ha justificado en esa misma emisora, según la agencia Efe, su oposición a la autodeterminación “en primer lugar porque no está prevista en la Constitución”, y porque aunque en Catalunya haya una identidad muy fuerte, Barcelona “es una ciudad abierta que tiene una identidad profundamente española y profundamente europea”.

Además, Valls considera que el movimiento independentista ha fracasado frente a España y a Europa, aunque el procés continúe, como se ha visto en las “como manifestaciones particularmente violentas en Barcelona”.

CIUDADANOS

Preguntado por un oyente si no le parece incoherente estar denunciando los populismos y vincularse a Ciudadanos y a Societat Civil Catalana, lo ha negado precisando que este último es “un movimiento transversal” que el pasado año movilizó a “un millón de personas”. Y se ha quejado de que en Catalunya “a veces hay un debate que se caricaturiza” al reducirlo todo a “independentistas y fascistas”.

En cuanto a Ciudadanos, ha destacado que se trata de un partido “antiindependentista, anticorrupción” favorable a “una regeneración de la política” “centrista” y asociado al movimiento En Marche que creó para su lanzamiento el actual presidente francés, Emmanuel Macron.

POLÍTICOS PRESOS

Manuel Valls ha defendido que los líderes independentistas que estén en prisión no son presos políticos sino “políticos que están en prisión por haber violado la Constitución”. De todas formas, se ha mostrado comprensivo con las demandas de liberación que hacen los familiares y amigos de los presos.

Tras reiterar que “pase lo que pase me quedaré en Barcelona, en el Ayuntamiento de Barcelona”, ha afirmado que “en Barcelona se juega no sólo el destino de España y de Catalunya, sino también el destino de Europa”..