El Ayuntamiento de Barcelona prepara un tijeretazo en inversiones por valor de 150 millones euros por la crisis abierta por el Covid-19. Los recortes del gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni afectarán, entre otros proyectos, a las obras de Glòries, según figura en un documento municipal al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta y que ya se ha enviado a los grupos municipales. Con el dinero ahorrado, el ejecutivo local quiere hacer cajón para los gastos extraordinarios, sociales y económicos, que se tendrán que afrontar por el coronavirus.

De las actuaciones que no se harán, 90 millones corresponden a proyectos que no estaban aprobados y 60,2 millones a inversiones a las que ya se había dado el visto bueno o que incluso ya se habían iniciado. En los datos municipales no figuran el total de trabajos que se dejarán para momentos más boyantes, pero sí algunos de los más significativos que sufrirán recortes, entre ellos la construcción del túnel entre las calles de Castillejos y de Badajoz por un valor de de 11,4 millones, que tenía que estar operativo en menos de un año. El documento podrá sufrir modifcaciones en las negociaciones con las formaciones políticas.

 

El Ayuntamiento de Barcelona prepara un tijeretazo en inversiones por valor de 150 millones euros
El Ayuntamiento de Barcelona prepara un tijeretazo en inversiones por valor de 150 millones euros

 

Tampoco se ejecutarán por el momento la biblioteca García-Márquez, en la calle de Concili de Trento (2,9 millones), equipamientos del polo Porta-Trinitat (2,9 millones) y varias iniciativas del plan de barrios, entre ellas la reurbanización de Via Trajana (2,1 millones) y de Alfons el Magnànim (un millón), los juegos infantiles del antiguo campo de fútbol de Ciutat Meridiana (1,3 millones), la cubierta del campillo de la Virgen (711.135 euros) y la reurbanización de los entornos de Can Soler (635.515 euros) y de interiores en Trinitat Nova (609.331 euros).

La parálisis municipal hace referencia a este 2020, pero tendrá efectos sobre todo el mandato, que acaba en mayo de 2023. Otros proyectos significativos que quedan finiquitados son las redacciones de programas de las superillas (1,5 millones), las reformas de la plaza de Sóller (1,2 millones), mejoras en el parque de la Ciutadella (1,2 millones), los trabajos previstos en el centro municipal deportivo de Mundet (1,2 millones), la impermeabilización de la galería de servicios del Moll de la Fusta (963.662 euros) y mejoras en el parque de bomberos del Vall d’Hebron (967.492 euros).


Solar donde se debe construir la biblioteca de la calle Concili de Trento / HUGO FERNÁNDEZ
Solar donde se debe construir la biblioteca de la calle Concili de Trento / HUGO FERNÁNDEZ

También quedan para tiempos mejores la construcción del casal de gente mayor Mestres Casals i Martorell (900.000 euros), la redacción del proyecto del archivo municipal (801.895 euros), la finalización de las obras de Fabra i Coats (685.609 euros), la construcción de equipamientos en la plaza de Sarrià (635.758) y “actuaciones paliativas” sin más concreciones en la antigua prisión Modelo (625.168 euros). El Ayuntamiento también aparca actuaciones para el fomento de la bicicleta por valor de 902.215 euros y la restauración del Edifici Vell de la sede consistorial de la plaza de Sant Jaume (917.731).

SIN REHABILITACIÓN EN EDIFICIOS FUNERARIOS

Entre las actuaciones previstas que todavía no estaban aprobadas, el gobierno de Colau y Collboni prevé un ahorro de 22 millones de euros que eran para la “mejora de la sostenibilidad ambiental", otros 19,2 millones en “gestión de ciudad” y cinco más que iban destinados a expropiaciones. También se paran inversiones en edificios funerarios para rehabilitaciones estructurales (2,2 millones) transferencias de capital al Instituto de Cultura e Barcelona (1,9 millones), las mejoras previstas en el mercado del Carmel (537.740 euros) y varios proyectos por valor de medio millón de euros, entre ellos la construcción de pisos contenedor, trabajos de mantenimiento en el anillo olímpico, la reparación e instalaciones del Palauet Albéniz y la redacción de proyectos del Instituto Barcelona Esports (IBE).

Obras en el cementerio de Montjuïc / HUGO FERNÁNDEZ
Obras en el cementerio de Montjuïc / HUGO FERNÁNDEZ

El documento municipal plantea, además, reservas de dinero en la gestión de siete de los 10 distritos de la ciudad por valor de un millón de euros en cada uno. Se trata de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi, Gràcia, Nou Barris y Sant Andreu. En los otros tres distritos, el ahorro en gestión previsto es menor: en Sant Martí, 900.000 euros; en Eixample, 817,833 euros, y en Horta-Guinardó, 782.000.

El coronavirus también dejará sin material de reposición a la Guardia Urbana por valor de 678.410 euros. Tampoco se hará la ampliación del instituto-escuela Til·ler (700.000 euros) ni se darán ayudas para la rehabilitación de edificios y de viviendas (600.000 euros). Y aparca las inversiones de "regeneración urbana" en el Besòs (750.000) y la rehabilitación-construcción del centro deportivo municipal de la calle de Espronceda (medio millón de euros).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.