Unos 300 vecinos protagonizaron este miércoles por la noche una tensa protesta en la primera audiencia pública en el distrito de Sant Martí. Buena parte de los concentrados eran de la zona del Besòs y El Maresme, donde desde hace semanas una parte del vecindario está en pie de guerra ante la posible ubicación de un centro para menores extranjeros no acompañados en un solar junto al Fòrum. Aunque la Generalitat y el consistorio han descartado la instalación en los citados terrenos del equipamiento, un numeroso grupo personas sigue con la mosca detrás de la oreja y lleva varios días acampado junto a la zona -por turnos- para vigilar el espacio.

En la citada audiencia pública, el regidor socialista David Escudé dijo que la decisión sobre donde se ubicará el centro de menas no está tomada y aseguró que se está buscando "un emplazamiento en toda Barcelona, no solo en Sant Martí, lo más digno posible para que estos menores puedan estar", subrayó el edil, que sustituye en el cargo a Josep Maria Montaner. Metrópoli Abierta publicó hace unos días que otro solar que se baraja está en la Verneda, entre las calles de Ca n’Oliva, Binèfar y la Rambla de Guipúscoa, aunque esta posibilidad no ha sido confirmada oficialmente.

PANCARTAS DE PROTESTA

Decenas de vecinos se presentaron en la audiencia pública con pancartas en las que se podía leer "Por un barrio digno", "Políticos implicaros en las soluciones del barrio" o "Queremos seguros nuestros barrios". Una de las representantes de la plataforma Per un Barri Digne del Besòs i el Mareme, Jennifer Rodríguez, exigió al gobierno municipal que se busque una solución en toda Barcelona y que no se "centrifuguen todos los problemas en los barrios de la periferia de la ciudad". Rodríguez recordó que también ellos son ciudadanos de pleno derecho y quieren que se les consulten las soluciones que se plantean.

CACELORADA Y PITADA

En distintos momentos de la reunión, la presidenta del distrito, Marilén Barceló, tuvo que intervenir para pedir a los asistentes que guardaran silencio. Los reproches contra el gobierno municipal fueron constantes y el regidor Escudé fue interrumpido y gritado en varias ocasiones. El ejecutivo se planteó suspender la audiencia pública, aunque la presidenta, regidora de Ciutadans, se negó. La decisión es suya y se negó, según fuentes de su partido, por respeto a los vecinos que allí se habían congregado.  

Al final, decenas de vecinos se concentraron en las puertas del distrito y montaron una sonora cacelorada y pitada. Así se pueden ver en los vídeos grabados por el periodista Luis Benavides y colgados en Twitter. La consejera de Ciutadans, María Eugenia Angulo, ha lamentado que "una vez más los vecinos se hayan quedado sin respuesta sobre la ubicación del centro".

Vecinos protestan con pancartas en la audiencia pública en el distrito de Sant Martí / TWITTER MARÍA EUGENIA ANGULO
Vecinos con pancartas en la audiencia de Sant Martí / MA 

La futura ubicación del centro de menas también fue objeto de discusión política en la comisión municipal de Derechos Sociales, Cultura y Deportes del pasado martes. En aquella ocasión, la regidora de los comunes, Laura Pérez, criticó la "rumorología intencionada" sobre la instalación del centro de menas junto al Fòrum e insistió que cuando se haya decidido el lugar se comunicará. El regidor del PP, Óscar Ramírez, reclamó que el centro se instale en un barrio con consenso con los vecinos para evitar que afecte a la convivencia.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.