La empresa T-Systems será la encargada de suministrar las infraestructuras TIC del Ayuntamiento de Barcelona durante los tres próximos años. Se encargará también de los servicios profesionales asociados, es decir, de suministrar las infraestructuras del nuevo centro de proceso de datos (CPD) del consistorio. T-Systems ganó el concurso compitiendo con otras 13 compañías y se hizo finalmente con el contrato que costará a las arcas púbicas 9.905.903 euros. Se prevé que pueda ser ampliado luego a otros dos años.

Estos servicios dependen del Institut Municipal d'Informática (IMI) y permiten, por un lado, ofrecer los servicios productivos (como los servicios al ciudadano) o alojar servicios no productivos (como la gestión de los entornos de desarrollo). El objeto del contrato es diseñar “la nueva arquitectura para las infraestructuras TIC del Ayuntamiento” y adquirir, instalar y configurar la maquinaria de computación y almacenamiento de los datos del consistorio y la ciudadanía. Una de las tareas fundamentales es la habilitación de un centro de proceso de datos con copia de seguridad para que el Ayuntamiento pueda dar todos los servicios posibles.

Oficina de atención ciudadana de Gràcia / IMI
Oficina de atención ciudadana de Gràcia / IMI

CONTROL DEL PRINCIPAL NODO

En el pliego de prescripciones técnicas se explica que el Ayuntamiento dispone de un centro de proceso de datos principal ubicado en Via Favència, que hospeda “uno de los nodos del nudo de comunicaciones y es donde se instalará la mayoría del equipamiento objeto de este contrato”. Este CPD dispone de 25 racks con capacidad para instalar 12 más. La sala está preparada para ampliar su capacidad con 16 racks más. El consistorio también tiene una sala técnica de dimensiones reducidas en la sede de la plaza de Sant Jaume, utilizada para instalar otro nodo del nudo de comunicaciones.

T-Systems será la encargada de actualizar la infraestructura del IMI y de alojar todo el volumen de datos en un CPD propiedad del Ayuntamiento y en otro gestionado por la propia compañía. Su objetivo es “gestionar los activos tecnológicos y permitir la imputación de costes; potenciar el despliegue de tecnologías que reduzcan el tiempo de aprovisionamiento de infraestructuras; gestionar todos los servicios municipales, reducir el riesgo de discontinuidad de servicio al migrar datos entre CPD y minimizar los riesgos de incidencias”.

UNA LABOR COMPLEJA

Los sistemas de almacenamiento del consistorio, en el futuro, no podrán estar a más del 65% de su potencia, con el objetivo de reducir al máximo el peligro de colapso. También se encargará la compañía adjudicataria de “instalar y configurar la solución backup y la restauración necesaria para salvaguardar todos los sistemas instalados y los datos asociados”. Se trata, en definitiva, de una labor compleja, ya que la empresa ha de actualizar y poner en marcha todos los servicios, incluyendo la computación, el almacenaje, el servicio de copia de seguridad o la prestación de servicios de infraestructuras al IMI, al Ayuntamiento y a las empresas TIC contratadas por éstos.

Según el pliego de cláusulas administrativas, entre los cometidos de T-Systems estará también “la planificación y puesta en marcha de los sistemas de información municipales desde las instalaciones de los proveedores de los contratos CPD1 y CPD2 a la nueva infraestructura instalada por el adjudicatario”.

CASI 2,7 MILLONES EN SOFTWARE

El contrato CPD1 es el que tiene Mediapro Cloud con el Ayuntamiento para dar servicios TIC y atender a los servicios profesionales. Este contrato finaliza el próximo 31 de diciembre, pero puede ser prorrogado 12 meses. El CPD2 es un contrato que se llevó la UTE Everis Spain-NTT Europe Limited que ya está en periodo de prórroga desde el 1 de enero de 2020. Estos dos contratos se caracterizan por el hecho de que los adjudicatarios prestan los servicios desde sus centros de proceso de datos privados y luego el IMI paga conforme el consumo que haga de sus servicios. Con el nuevo encargo, esos servicios deberán pasar a ser gestionados desde los CPD del propio Ayuntamiento.

En las puntuaciones finales, T-Systems obtuvo 95,70 puntos sobre 100, ganando a sus competidoras, por lo que el acta de la mesa de contratación determinó adjudicar el contrato a esta compañía “al haber resultado la oferta más ventajosa presentada y admitida”. La mayor parte del presupuesto se destinará a equipamientos, mientras que casi 2,7 millones de euros se deberán destinar a licencias de software, seguridad, sistemas operativos, virtualización Oracle o sistemas antivirus.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.