Los Mossos d'Esquadra llevan a cabo desde primera hora de la mañana de este martes un dispositivo contra el tráfico de drogas de popper en el centro de Barcelona. Se trata de una droga recreativa muy popular en el ambiente gay. El operativo se ha centrado en seis pisos de la ciudad donde se han detenido, al menos, a dos personas, según fuentes policiales.

Una de las entradas de la policía se ha producido en la calle de Palencia, en el barrio de Navas (Sant Andreu) donde se han desplazado dos furgonetas de la Brigada Mòbil de los mossos, una unidad antidisturbios, y agentes de la DIC (División de Investigación Criminal), que han sacado varias bolsas y cajas con la droga incautada y otro tipo de material. El operativo sigue en marcha y no se descartan nuevas detenciones.

10 GRAMOS DE COCAÍNA

Los agentes han entrado en el número 16-14 de la calle de Palencia a las 06.00 horas y han sorprendido a un hombre en el interior del piso mientras se masturbaba. En la vivienda, el supuesto traficante almacenaba más de una decena de potes con esta droga y 10 gramos de cocaína. También tenía diferentes cantidades de speed, éxtasis y otras pastillas.

Los mossos se han llevado al sospechoso hasta otro domicilio de la calle de Provença donde también se ha practicado un registro. El detenido, un hombre de entre 30 y 40 años, salía a las 08.00 esposado y calzando con unas chanclas.

VASODILATADOR

El popper es una droga que contiene nitrititos, sustancias incoloras con un fuerte olor cuando se inhala. Produce sensación de ligereza, mareo, hormigueo, dolor de cabeza y puede producir delirio. Es un vasodilatador que facilita las relaciones sexuales, pues relaja los músculos del ano y la vagina. También pueden ocasionar daños irreversibles en el consumidor.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.