Un momento de la agresión en el centro cívico Zona Nord, en Nou Barris / TWITTER @JOSÉ RODRÍGUEZ
Un momento de la agresión en el centro cívico Zona Nord, en Nou Barris / TWITTER @JOSÉ RODRÍGUEZ

Un votante de Vox, a juicio por agredir apoderados de comunes, ERC y la CUP

Ocurrió durante las elecciones municipales y europeas de 2019 en un colegio electoral de Ciutat Meridiana

Periodista

La agresión ultraderechista a tres apoderados de BComú, ERC y la CUP durante las elecciones municipales y europeas de 2019 en el Centre Cívic Zona Nord, colegio electoral de Ciutat Meridiana (Nou Barris), llega este viernes a la Audiencia Provincial de Barcelona. En el banquillo de los acusados, un hombre que se identificó como votante de Vox antes del ataque.

El 26 de mayo de 2019, día de las elecciones, el acusado se personó alrededor de la 19:00h. Antes de que emitiera su voto, un apoderado de la CUP se acercó a él para preguntar si necesitaba ayuda, a lo que respondió enfurecido: "Tú no vas a meter ningún voto en mi sobre, soy de Vox". A lo que añadió expresiones como "hijo de puta", "rojo de mierda" y "estos lo que quieren es romper España".

Tras increpar al apoderador cupero pasó junto al de ERC, lo amenazó aseñalándolo con el dedo y le espetó: "Puto independentista, os estáis cargando el país".

La situación continuó escalando después de que depositase su voto en la urna. Llamó "maricona de mierda" al apoderado de la CUP y se abalanzó sobre él. Fue entonces cuando el resto de los presentes se interpusieron entre agresor y víctima para frenar el ataque. Durante el forcejeo, la apoderada de BComú recibió un fuerte manotazo.

SIMBOLOGÍA NEONAZI

Se da la circunstancia de que el hombre fue al colegio electoral vestido con simbología neonazi, luciendo una camiseta con las siglas "AHTR", que los colectivos de extrema derecha emplean para referirse a la frase "Adolf Hitler tenía razón".

LE PIDEN DIEZ MESES DE CÁRCEL

Por todo esto está acusado de un delito de lesiones y otro delito electoral con el agravante de motivación ideológica, contra los derechos fundamentales y contra la integridad moral. Piden contra él diez meses de prisión y tres años y diez meses de inhabilitación para trabajar en los ámbitos educativo, deportivo o de tiempo libre, además de cuatro años de prohibición de comunicación con los apoderados agredidos, 1.200 euros de indemnización a cada lesionado y 16.000 euros de multa.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.