El presunto violador de una menor, la madrugada del jueves al viernes, en el Port Olímpic, perdió el móvil durante la agresión sexual, según datos de la investigación policial a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta. El ataque tuvo lugar a la altura del número 15 de la calle de Salvador Espriu, en el barrio de la Vila Olímpica. Al cierre de esta edición, la Oficina del Portavoz de los Mossos d'Esquadra no había respondido si se habían producido detenciones.

La víctima de esta agresión es una chica de 17 años, que fue obligada a a hacer prácticas sexuales a un hombre que la amenazó con una navaja y la golpeó. La joven iba acompañada de dos amigas y dos amigos, que se enfrentaron al atacante. Uno de los chicos sufrió cortes en un dedo y golpes. Durante el incidente, al presunto violador se le cayó el teléfono, que fue recuperado por la policía autonómica.

AVISO AL TELÉFONO 112

La joven agredida sexualmente fue trasladada al Hospital Clínic, mientras que su amigo herido fue atendido en el Centro de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) de Sant Martí. Los servicios de emergencia se trasladaron a la calle de Salvador Espriu tras recibir una llamada de aviso al teléfono 112. El inicio de la actuación policial fue a las 06.30 horas de la madrugada.

Ésta es la segunda violación que tuvo lugar en Barcelona en 24 horas tras el ataque la madrugada del miércoles al jueves a una joven belga 22 años en la playa del Somorrostro, presuntamente, por parte de dos turistas suizos que fueron detenidos por la Guardia Urbana en las puertas de la discoteca Opium, local en el que habían conocido a la víctima unas horas antes. 

A PRISIÓN UNO DE LOS ARRESTADOS

El sábado, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) informó que el Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona en funciones de guardia acordó la prisión provisional eludible con una fianza de 10.000 euros para uno de los dos detenidos. En cambio, el juez decretó la libertad para el otro porque la víctima no lo reconoció.