ARCHIVADO EN:

Graves disturbios frente a la discoteca Waka Sabadell este sábado. Miles de jóvenes, según han contabilizado los Mossos d'Esquadra, han lanzado todo tipo de objetos y han tratado de asaltar la discoteca. Los hechos se han producido en el marco de una protesta convocada a través de las redes sociales.

El desencadenante de la manifestación ha sido la paliza que recibió un chico por parte de los porteros de la sala, al que ataron de manos y pies con bridas para ensañarse con él, tal y como publicó en exclusiva Metrópoli el pasado lunes

La pequeña revuelta se ha producido antes de la medianoche, a las puertas de Waka Sabadell, discoteca situada en el municipio de Sant Quirze del Vallès. Según se aprecia en los vídeos a los que ha tenido acceso este medio, los manifestantes han lanzado todo tipo de objetos contra la discoteca: vallas de seguridad, piedras, botellas, bengalas, cohetes... También han roto algunos accesos del recinto y han asaltado las inmediaciones del local.   

FECASARM CONDENA LOS HECHOS

En conversación con este medio, el secretario general de la patronal del ocio nocturno Fecasarm, Joaquim Boadas, asegura que estos hechos son "inadmisibles" y espera "que la policía actúe con contundencia". "Lo condenamos enérgicamente. Es intolerable y del todo inaceptable. Vamos a exigir responsabilidades a los organizadores y precursores de esta acción", sentencia Boadas.

Según han explicado fuentes cercanas de Waka Sabadell a Metrópoli, la discoteca había colgado el cartel de sold out para la fiesta de este sábado, a pesar de ello la organización de la sala emitió un comunicado en el que informó su decisión de cierre: "A causa de la situación de hoy sábado, 4 de diciembre, en los exteriores de la discoteca Waka Sabadell. Se ha decidido que, por la seguridad de nuestros clientes, vemos conveniente no abrir nuestras puertas hoy. Se realizará la devolución íntegra del importe de la entrada a todos los clientes a través de las entidades bancarias en un termino de tres a cinco días laborables", señala la información. 

Según ha podido saber este medio, al menos uno de los empleados ha sido herido al recibir el impacto de una botella en la cara. 

El dispositivo policial integrado por Mossos d'Esquadra, Policía Local de Sabadell y Policía Municipal de Sant Quirze del Vallès actuó de madrugada para restablecer el orden público. Los Mossos d'Esquadra han informado que se ha abierto una investigación para poder identificar a los responsables de los incidentes.

PALIZA A UN JOVEN

La protesta de este sábado se convocó esta semana para protestar contra una agresión por parte de los porteros a un joven. Fue durante la noche del pasado sábado, 27 de noviembre, cuando un grupo de controladores de la empresa Blacks Control ataron con bridas y apalearon a un joven tras una discusión en la puerta del concurrido local. 

Todo se inició por una disputa en la cola del establecimiento. Según el chico, los porteros le denegaron la entrada porque le confundieron con otra persona que estaba causando molestias en la fila. Fuentes cercanas a la discoteca, en cambio, defienden que el joven estaba "empujando" al resto de clientes y se le llamó varias veces la atención. Al prohibirle el acceso, el chico y uno de los porteros se empujaron, hasta llegar a las manos. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.