Totita Corleone recibió dos balazos el pasado 19 de mayo en un bloque de viviendas de la calle Sant Ignasi de Montcada i Reixach. El hombre, de entre 50 y 60 años, mantenía un fuerte enfrentamiento con otra familia, también de etnia gitana, según relatan los vecinos, que creen que el intento de homicidio podría tratarse de un ajuste de cuentas. Una semana después, la víctima ha aparecido en un vídeo junto a su entorno más cercano, después de una fugaz recuperación en el hospital.

 

 

"Quiero dar las gracias especialmente a esas dos personas o cuatro que había en aquél momento cuando me pegaron los dos tiros. [...] No tengo palabras para ellos porque si no fuera por ellos no estaría aquí en este momento. Quiero enviarles mi mayor saludo", empieza diciendo Corleone, sentado en una silla con cuatro hombres de pie a sus espaldas.

'NI YO MISMO ME LO CREO'

Tras recibir dos de las tres balas que le disparó otro hombre, detenido el mismo día por los Mossos d'Esquadra, Corleone pidió auxilio junto a su mujer y se desplomó a unos 100 metros de su domicilio donde le ayudaron unas personas delante de una tienda. En el domicilio del sospechoso y en otros adyacentes, los agentes encontraron diversas plantaciones de marihuana que llevaban años activas.

El hombre asegura que se encuentra con "grandes fuerzas", "perfecto", y que no ha tenido ningún problema a raíz de las graves heridas que le ocasionaron los disparos. Una bala le alcanzó una zona cercana a la entrepierna provocando una fuerte hemorragia.

"No tomo pastillas ni antibióticos. Estoy perfecto después de lo que me ha pasado. Ni yo mismo me lo creo", explica él mismo, sorprendido por su rápida recuperación tras pasar menos de una semana en el hospital. En el vídeo, la víctima agradece también el apoyo del sector de los feriantes de Extremadura y Valencia. "Gracias a la familia entera", concluye.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.