Los taxistas han esperado este jueves un largo rato a que salieran los representantes de Unauto VTC. “Toma, Goñi, un viaje gratis en taxi”, ha ofrecido el portavoz de la plataforma Élite Taxi, Tito Álvarez, al presidente de la compañía en Catalunya, Josep María Goñi, una vez fuera. El empresario, antiguo Presidente de la Federación Catalana del Taxi, ha cogido el cartel sin saber qué estaba pasando. Sonriendo y sin frenar el paso.

Con este gesto –y los cánticos “bye, bye Cabify”– algunos taxistas quieren dejar claro que, en Barcelona, las apps como Uber y Cabify no son bienvenidas. O, por lo menos, no lo son hasta que no exista una regulación que incluya en un futuro decreto que las VTC solo puedan trabajar bajo reserva con una antelación mínima de 12 horas.

Los empresarios de las VTC habían citado a los medios de comunicación para trasladar su versión de los hechos sobre esta situación que parece que se desenquistará pronto. Asistimos con preocupación al futuro de un colectivo de más de 3.000 conductores”, ha confesado Eduardo Martín, presidente de Unauto VTC a nivel estatal.

Los taxistas han seguido a los representantes a lo largo de un tramo advirtiendo que “a especular, a Soto del Real".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.