ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una chica por atentado a la autoridad en el barrio de Gràcia de Barcelona en una de las manifestaciones "no comunicadas" convocadas esta noche por grupos anticapitalistas bajo el lema "Recuperemos las calles".

La policía de la Generalitat ha explicado a Efe que esta tarde se han llevado a cabo varias concentraciones "no comunicadas" bajo el citado lema en diversas zonas de Barcelona y ha sido en la de Gràcia donde ha habido "más tensión".

VETO A LAS CONCENTRACIONES

Fuentes policiales han explicado que los agentes han comunicado a los manifestantes que no se podían concentrar "por la situación actual" del coronavirus y han pedido que se desconcentraran.

Algunos asistentes no han seguido las indicaciones policiales y han proseguido con la manifestación, por lo que los efectivos de los Mossos han llevado a cabo varias identificaciones, tal y como se puede ver en el vídeo publicado por la cuenta de Twitter Cup Capgirem Barcelona y recogido por Metrópoli Abierta.

Una de las jóvenes identificadas se ha enfrentado a los agentes con resistencia activa, por lo que los Mossos d'Esquadra han procedido a su detención por atentado a la autoridad.

LA CUP EXIGE QUE "SE PAREN" LAS IDENTIFICACIONES

Tras estos incidentes, la CUP ha exigido en su perfil de Twitter que "se paren" las identificaciones a los manifestantes y ha reclamado la comparecencia del conseller de Interior, Miquel Buch, porque "en democracia no hay represión por protestar en la calle".

La formación anticapitalista, que también se ha hecho eco de la detención, ha asegurado que las distintas manifestaciones se han celebrado "respetando todas las medidas sanitarias" por el coronavirus.

MÁS MANIFESTACIONES DURANTE LA FASE 0

El pasado viernes los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana blindaron la plaza Artós del distrito de Sarrià-Sant Gervasi, para impedir una protesta ultra, como la que días atrás se produjo en la calle de Núñez y Balboa de Madrid, contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

Hasta la plaza de Artós se acercaron unas 50 personas que la policía tuvo que identificar. Ocho de ellos también habrían sido sancionados porque se negaban a irse e por incumplimiento del decreto, según informaron fuentes policiales a Metrópoli Abierta

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.