ARCHIVADO EN:

Violento atraco en una farmacia de Montbau. Este viernes, 27 de agosto, un individuo entró en una farmacia del barrio de Horta-Guinardó empuñando un cuchillo. El farmacéutico del establecimiento trató de reducirle mientras robaba y terminó siendo apuñalado una treintena de veces. La brutal agresión se puede ver en las imágenes de la cámara de seguridad de la farmacia a las que ha tenido acceso Metrópoli

Según ha adelantado TOT Barcelona, el ladrón irrumpió en la farmacia a pesar de estar prohibido debido a que las cuatro personas que estaban en su interior superaban el aforo permitido. El delincuente lo hizo cubriéndose el rostro con un casco de moto y con un cuchillo en la mano. Tras exigir el dinero de la caja registradora, el individuo entró en otro habitáculo del negocio con el fin de seguir robando. Fue en aquel instante en el que el farmacéutico se armó de valor y entró en la habitación con el objetivo de retenerlo. 

UNA BRUTAL AGRESIÓN 

La valentía del empleado terminó con un reguero de sangre. El ladrón asestó una treintena de puñaladas al farmacéutico y huyó sin la recompensa deseada en la moto que había dejado aparcada enfrente del local comercial. 

A pesar de la violencia de la agresión, la víctima está fuera de peligro y solo tiene heridas leves en el brazo. Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación con el objetivo de conocer la identidad del agresor y capturarlo, según adelanta el diario.

Desde hace un tiempo las farmacias se han convertido en uno de los puntos de venta más asaltados por los ladrones. En la ciudad de Barcelona se producen incontables asaltos a este tipo de establecimientos, muchas veces con actitudes violentas por parte de los delincuentes. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.