La Guardia Urbana realizó el pasado domingo una intervención contra la venta ambulante no autorizada en Barcelona; en esta ocasión, en el Park Güell de la ciudad. Es un hecho habitual el comercio de productos en zonas turísticas, y más en verano, motivo por el cual los comerciantes aprovechan para sacar el máximo de beneficio.

En esta ocasión, los agentes de la ciudad intervinieron 2.153 piezas de bisutería, bebidas, sombreros y otros objetos. Estos productos son los más usuales entre los vendedores porqué son baratos y atraen a los turistas.

REPUNTE DEL COMERCIO ILEGAL

El repunte del comercio ilegal en la ciudad parece no preocupar al Ayuntamiento de Barcelona. Ahora en verano, la playa se llena de usuarios que intentan vender cualquier tipo de elemento a los bañistas. Desde mojitos y cervezas hasta pulseras y pareos, no hay un producto concreto para colocar.

El último caso, el pasado jueves por la noche cuando varios agentes del cuerpo policial de la ciudad intervinieron contra la venta ambulante no autorizada en la zona de Montjuïc. La Guardia Urbana de la ciudad arrancó un operativa donde intervino un total de 1.135 objetos.

El comercio ambulante ha sido durante los últimos 10 años el principal motivo de denuncia por incivismo en Barcelona, copando la mitad de quejas (50%) recogidas por la Guardia Urbana durante este periodo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.