Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 25 de noviembre a un hombre de 44 años y vecino de Barcelona como presunto autor de un delito de robo con fuerza en el interior de un domicilio de L'Hospitalet de Llobregat, que había sido retenido por un grupos de vecinos.

En un comunicado, la policía catalana ha explicado este viernes que los hechos sucedieron hacia las 11:00 horas, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que un hombre intentaba forzar la portería de un bloque de pisos con una pequeña navaja. Los Mossos acudieron al lugar y encontraron a algunos vecinos que habían conseguido retener al ladrón. Para localizar viviendas vacías, el individuo había llamado a varios timbres y cuando le respondían se dirigía a otra planta. Hasta que lo pillaron.

MARCADORES EN LAS PUERTAS

Los agentes comprobaron que la puerta principal del edificio y una puerta de acceso a un domicilio, del octavo piso, presentaban signos de haber sido forzadas, aunque el ladrón no había conseguido acceder a su interior. Durante el registro del detenido, los policías localizaron varias ganzúas, una pequeña herramienta metálica doblada por un extremo utilizada para forzar las cerraduras de las puertas.

Los Mossos han explicado que en días anteriores habían aparecido varias puertas del edificio con marcadores, pequeños papeles o plásticos en la puerta que caen al abrirla y que los ladrones utilizan para saber si hay alguien dentro de un piso.

TENÍA ANTECEDENTES

El arrestado, con nueve antecedentes anteriores de la misma tipología delictiva, pasó a disposición judicial y el juez instructor decretó su libertad con cargos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.