Botellones que se han formado en las calles cercanas al concierto de Estopa / CEDIDA
Botellones que se han formado en las calles cercanas al concierto de Estopa / CEDIDA

VÍDEOS | El vecindario del Fòrum, al límite: botellones y largas colas en el concierto de Estopa

Los afectados reclaman más presencia de la Guardia Urbana en los eventos multitudinarios que acoge el recinto

Periodista

Los vecinos del Fòrum, hartos de incivismo a raíz de los conciertos y eventos del recinto. Este sábado, 14 de mayo, el Parc del Fòrum celebra el concierto de Estopa con 25.000 asistentes. A pocas horas del concierto, las calles de alrededor se han llenado de jóvenes que, según informan residentes de la zona, han generado un ambiente de incivismo con botellones y ruidos en la vía pública.

Botellones vistos desde los edificios residenciales de la zona / CEDIDA
Botellones vistos desde los edificios residenciales de la zona / CEDIDA

En los siguientes vídeos, cedidos a Metrópoli, se puede observar los botellones que se han formado muy cerca de los edificios residenciales de la zona: 

SIN GUARDIA URBANA 

Los afectados denuncian que la Guardia Urbana no se ha presentado en la zona a pesar de las aglomeraciones que se han formado. Otros asistentes al concierto aseguran a Metrópoli que, alrededor del recinto, la organización "ha actuado correctamente" y que "no ha habido conflictos". No obstante, explican que la cola para acceder al recinto era "kilométrica" e incluso "daba la vuelta al centro comercial Diagonal Mar". 

En las siguientes imágenes se observa una parte de la enorme fila que esperaba para acceder al concierto esta tarde: 

FERIA DE ABRIL 

El hartazgo de los vecinos se arrastra desde hace años por los múltiples eventos que se celebran en el barrio. Uno de los más recientes fue la Feria de Abril, que sobrepasó el aforo y causó graves molestias en el entorno.

Los asistentes desbordaron la entrada ya que la gente se amontonó a las puertas de la Feria cuando el aforo estaba completa. Además, se provocó un caos circulatorio en Diagonal Mar una vez finalizado el evento. 

PRIMAVERA SOUND

Otra de las pesadillas del entorno es el festival Primavera Sound. Los vecinos han denunciado durante múltiples ediciones problemas por ruido, incivismo, inseguridad y botellones.

Según los residentes, la principal petición ante este tipo de eventos es la reducción de los decibelios. "En el Fòrum, queremos que la música no suene por encima de los 80 decibelios, lo que hará que en nuestras casas haya un ruido menor, de unos 55 decibelios", explicaron a este medio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.