La Guardia Urbana de Badalona fue el primer servicio de emergencias en llegar a la nave okupada de Badalona, víctima de un incendio mortal el miércoles por la noche. El Sindicato de Funcionarios de Policía (SFP-Fepol) asegura que la respuesta policial al trágico siniestro que se ha cobrado la vida de tres personas fue muy mejorable. La razón: el estado de siete vehículos policiales con la ITV caducada y fuera de servicio. Al menos tres coches más están pendientes de reparar.

Algunos agentes trasladaban al sindicato su "impotencia" e "indignación" por la situación generada el miércoles. Ante la gravedad del fuego, 12 policías no pudieron acudir hasta el edificio siniestrado debido a la falta de coches disponibles.

LISTOS PARA AYUDAR

Los agentes del turno de noche, que empiezan a las 22.00 horas, no pudieron empezar a trabajar en la hora señalada hasta que el turno de tarde regresó a la comisaría. Los compañeros, desbordados, no pudieron recibir la ayuda de otros policías, que estaban listos y ansiosos por ayudar en la coordinación del operativo.

Coche de la Guardia Urbana de Badalona con la ITV caducada / M.A
Coche de la Guardia Urbana de Badalona con la ITV caducada / M.A

Dos coches patrulla llegaron a las 20.58 a la nave okupada, ubicada en la calle Guifré. Los guardia urbanos se encontraron con un incendio en una fase avanzada y vieron como algunas personas saltaban de la fachada huyendo de las llamas. A los pocos minutos llegaron los bomberos de la Generalitat. Los agentes balizaron la calle y cortaron la vía para facilitar el trabajo de los efectivos en la extinción del fuego.

PAGO DE PROVEEDORES

El departamento de Alcaldía es el encargado de hacer el seguimiento del estado técnico de los vehículos policiales y de realizar la ITV. Los urbanos afirman que el consistorio sabía desde hace meses que la inspección técnica expiraba en 2020.

Desde el Ayuntamiento niegan que la falta de vehículos afectara a la respuesta policial del incendio y argumentan que la mayoría de licencias caducan este diciembre. "Son vehículos que están totalmente validados para circular. No fue hasta ayer (miércoles) que al gobierno se le comunica que hay cuatro coches con la ITV caducada", señalan fuentes municipales

La falta de reparación en algunos vehículos se explica, en parte, por el retraso del Ayuntamiento en el pago a sus proveedores. Se trata de una circunstancia que se repite desde hace años. En verano, el consistorio quintuplicaba el plazo de 30 días que exige la ley para sufragar facturas, según publicaba el diario El Mundo el pasado 23 de octubre. Entonces, el cuerpo tenía 10 coches pendientes de reparación, que esperaban a ser arreglados desde septiembre y agosto.

SERVICIOS 'MERMADOS'

Desde la plantilla subrayan que la emergencia del miércoles demostró cómo de "mermados" se encuentran los servicios policiales de la cuarta ciudad de Cataluña. Pocos minutos antes de declararse el incendio, efectivos de la Urbana realizaban controles policiales con la Policía Nacional a las personas que entraban y salían de la nave. Son identificaciones que se realizan de manera intermitente desde hace meses como respuesta a algunas denuncias vecinales por problemas de convivencia generados por algunos ocupantes de la finca.

El sindicato policial ha denunciado en los últimos meses el abandono de las instalaciones de la comisaría y la falta de medidas de seguridad para contener el coronavirus. Una circunstancia que, según los funcionarios, acabó provocando el grave brote que registró el cuerpo. La concejal de Seguridad, Irene González, atribuyó al "relajamiento" de las medidas de seguridad y al "mal uso de la mascarilla" de los policías como la causa del brote que afectó a casi el 20% de la plantilla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.