Tres ladrones detenidos en tres actuaciones diferentes en Ciutat Vella. Así acabaron este miércoles diversos agentes de los Mossos d'Esquadra con tres supuestos delincuentes, arrestados poco después de robar con violencia a sus víctimas en la vía pública. Los arresstos se enmarcan en el dispositivo Tremall que incrementa el patrullaje preventivo en las calles, sobretodo en el distrito de Ciutat Vella.

El primer rufián interceptado tuvo lugar sobre las once de la mañana. Avisados sobre un intento de robo de una riñonera de un hombre por parte de cinco jóvenes, la víctima, tras explicar lo sucedido a los mossos, identificó a dos de los presuntos agresores cuando iba de camino a la comisaría de Ciutat Vella a denunciar lo ocurrido.

El hombre recuperó sus pertenencias después de que el ladrón perdiera el botín y cayera por el suelo. Los detenidos son un joven de 19 años de nacionalidad marroquí y otro joven menor de edad.

DIEZ DETENCIONES

La segunda detención del día tuvo como protagonista a un chico algeriano de 22 años que acumulaba una decena de detenciones. Los agentes le detuvieron después de que un hombre lo sujetara por haber cometido un hurto.

La policía vio a dos personas peleándose en el suelo. Cuando los separaron, uno de ellos explicó que el otro le había quitado el reloj y huyó corriendo pero cayó en un agujero de una obra. La víctima aprovechó la situación para retenerlo antes de la llegada de la policía.

PERSECUCIÓN EN LA BARCELONETA

La última detención se produjo sobre las 00.15 de la madrugada del jueves en el paseo marítimo de la Barceloneta. Los agentes detectaron a un grupo de personas que perseguían a otro chico mientras le gritaban. El hombre, un joven de 27 años de nacionalidad marroquí y con detenciones previas, fue arrestado por un robo con violencia. Poco antes de salir corriendo, había arrancado el reloj de la muñeca de una persona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.