Bloques de la Florida / METRÓPOLI
Bloques de la Florida / METRÓPOLI

Tensión en La Florida (L'Hospitalet) tras dos noches de altercados

Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana vigilan la plaza de los Bloques después de incendios y ataques contra la policía

Guardar
Actualizado: 18/05/2021 12:14 h.

Policías de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra, una unidad antidisturbios, han planificado la noche de este miércoles un servicio especial de vigilancia en el barrio de La Florida de L'Hospitalet de Llobregat (269.382 habitantes). Es la segunda jornada que los agentes hacen acto de presencia en los alrededores de los Bloques Florida, después de dos noches consecutivas de altercados con incendios en contenedores y lanzamientos de basura, objetos y piedras a la policía.

El lunes, operarios de Endesa desconectaron un transformador eléctrico que alimenta a varios bloques a petición de los bomberos, que recibieron el aviso de un incendio. El fuego se produjo en un colchón y un contenedor ubicado cerca del generador, que no registró daños. Se procedió, de todos modos, a la desconexión por razones de "protocolo", según señalan fuentes de Endesa. 

LLUVIA DE OBJETOS

Grupos de jóvenes que se encuentran en la plaza reciben a los trabajadores de la compañía eléctrica con agresividad, gritos y lanzamientos de objetos. Acuden al lugar unidades de la ARRO, efectivos antidisturbios que trabajan en la zona. También ellos reciben una lluvia de objetos. Algunos vecinos, desde sus ventanas, se unen a los ataques a la policía. Les lanzan basura, alguna botella, latas y también piedras, explican fuentes de los Mossos d'Esquadra. 

Los incidentes se repitieron la noche del martes. De nuevo, los altercados empiezan con el incendio en un contenedor en la avenida Cataluña. Los bomberos que acuden a apagar las llamas solicitan presencia policial. También acuden operarios de la luz después de un apagón. Los Mossos los protegen ante el posible lanzamientos de objetos. Los vídeos grabados por los vecinos muestran las llamas causadas por el incendio. A un par de bomberos que están apagando un contenedor en llamas les lanzan un objeto al grito de "¡fuera de aquí!".

CONTEXTO SOCIAL

La última vez que Pedro Luna recuerda enfrentamientos con la policía en los bloques fue hace unos dos o tres años. "Nunca había ocurrido tan seguido. Esto viene de lejos, con problemas de convivencia provocados por algunos grupos de vecinos", explica el presidente de la Asociación de Vecinos de La Florida. Luna apunta a la "situación crítica y de vulnerabilidad" del barrio con más densidad de población de Europa (58.591 habitantes por kilómetro cuadrado). "No justificamos estos incidentes", insiste el líder vecinal, que subraya "la falta de expectativas" de un barrio con altos índices de paro.

 

Este martes, los incidentes empezaron sobre las 22.00 horas hasta pasadas las 23.00. Se quemaron, al menos, tres contenedores ubicados en diferentes calles, todas ellas cerca de la plaza de los Bloques de La Florida. Con la llegada del toque de queda es habitual que se incremente la presencia policial en la zona, una zona "altamente utilizada", informan los Mossos, donde se juntan grupos de jóvenes por la noche. Fuentes del Ayuntamiento de L'Hospitalet señalan que la Guardia Urbana participa en un operativo coordinado con la policía autonómica para "prever" posibles conflictos.

LOS AMIGOS DE MORAD

La entidad vecinal desvincula estos ataques a la policía con el trapicheo en la zona. Las redadas policiales son frecuentes en el barrio, donde algunos grupos criminales almacenan droga en pisos y ubican plantaciones de marihuana. "No creo que tenga nada que ver. Son grupos de gente muy joven que muestran su insatisfacción quemando contenedores", comenta Luna.

Hace meses que los vecinos de la plaza de los bloques se quejan del incivismo de algunos jóvenes que cantan y hacen ruido pasadas las diez de la noche. Según relata el portavoz vecinal, las frecuentes visitas del cantante Morad, criado en el barrio, son una de las razones que provocan reuniones de "ocho y nueve personas" que generan gritos y molestias. En una reunión entre los vecinos y la regidora del distrito IV, Lola Ramos, el consistorio trasladó la idea de intentar una "mediación" con el popular rapero para mejorar la convivencia.

Íngrid Romero, miembro de un grupo vecinal surgido el pasado verano que se bautizó como "patrulla ciudadana", afirma que las reuniones en la plaza de los Bloques son diarias y participan decenas de personas. Asegura que en muchas ocasiones cuando los vecinos llaman a la Urbana, la policía les responde que no dispone de efectivos suficientes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.