Un incendio en unos bajos del barrio de la Barceloneta ha terminado con la vida esta mañana de tres hombres de nacionalidad paquistaní. En el piso, de unos 35 metros cuadrados, vivían siete personas. La mayoría de ellos pertenecían a la misma familia, según fuentes policiales. Los otros cuatro inquilinos han resultado heridos, uno de ellos en estado grave, y están ingresados  en el Hospital Vall d'Hebron.

Dos de los fallecidos tenían unos 20 años y el tercero rondaba la cuarentena. Este último tenía una mujer e hijas que viven en Pakistán. De los siete inquilinos, solo uno se encontraba en situación regular en España. 

SOBRECARGA ELÉCTRICA

Tres de los ocupantes trabajaban como conductores de bicitaxis y los otros cuatro vendían latas de cerveza y mojitos en la playa.  La principal hipótesis de la causa del incendio es una sobrecarga de unas baterías denominadas rickshaw que alimentan a estos vehículos. Además, la luz del apartamento estaba pinchada. 

Los bomberos recibieron alrededor de las 06.00 el aviso sobre un incendio en la calle Grau i Torras. Las llamas sorprendieron a las víctimas mientras dormían. Los cuatro supervivientes lograron salir del piso pero a causa de las prisas se olvidaron las llaves en el interior, por lo que ni siquiera pudieron intentar volver a entrar en el apartamento a rescatar a sus compañeros, a pesar de que las llamas ya devoraban gran parte del piso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.