ARCHIVADO EN:

El Juzgado de lo Penal número 27 de Barcelona ha condenado a los dos autores de una salvaje paliza a una mujer 67 años en la Zona Franca –a la que también robaron–  a siete y seis años de cárcel, respectivamente. Al primer joven, de 21 años y con antecedentes, le imponen una pena de cinco años por un delito de robo con violencia y dos años por lesiones. El magistrado también lo condena a tres años más de prisión por una condena pendiente por un delito cometido en Madrid. Su amigo, de 19 años, ha recibido una condena de cuatro años por el robo violento y 1,8 años por las lesiones.

A Conchi Postigo la asaltaron violentamente el pasado 4 de septiembre en la calle del Foc. Salía a pasear a las seis de la mañana como cada día, cuando un joven de nacionalidad española y otro marroquí la lanzaron al suelo, la asfixiaron y le golpearon la cabeza contra el suelo hasta perder el conocimiento en varias ocasiones. Las secuelas físicas quedaron atrás, pero las psicológicas, que perduran con intensidad, le impiden salir a la calle con normalidad. La sentencia, dice, le ha traído cierta "tranquilidad".

EXPULSIÓN DE ESPAÑA

"Estas personas no pueden estar en la calle", señala Postigo a Metrópoli Abierta. La mujer, vecina del barrio de La Marina del Prat Vermell, pedía dos años más de cárcel para ambos acusados por daños y prejuicios. En el caso del ladrón reincidente, el juez ordena que cumpla las dos terceras partes de la condena en España. El resto de la pena se substituye por la expulsión del país y la prohibición de regresar durante ocho años.

Conchita Postigo, en los jardines de Cal Sèbol, días después del robo / GUILLEM ANDRÉS
Conchita Postigo, en los jardines de Cal Sèbol  / GUILLEM ANDRÉS

Los dos delincuentes estrangularon a la mujer con la técnica del mataleón, consistente en asfixiar a una persona por detrás hasta que pierde el conocimiento. La cara amoratada de Postigo durante semanas ilustra la saña y violencia ejercida durante el robo. Cuando va por la calle, camina arrimada a la pared porque cree que la dura estructura impedirá que la vuelvan a atacar de esa manera. Siente pavor cuando nota a un patinete eléctrico zumbando por detrás. "Cuando se acerca alguien me freno, me bloqueo", asegura.

EFECTO DE LAS DROGAS

Durante el juicio, los detenidos argumentaron que estaban bajo los efectos de las drogas. Que agarraron a la víctima y que esta se cayó. Los Mossos d'Esquadra los detuvieron minutos después del robo cuando los encontraron escondidos en un contenedor de basura.

Ese mismo día, después de un ingreso hospitalario de 12 horas, a Postigo le tranquilizó saber que sus atacantes no volverían a repetir un robo semejante contra nadie más porque estaban en comisaría y, posteriormente, en prisión provisional. Pero la mujer no deja de repetirse lo que podrían haber hecho con ella. Sigue pensando que la agresividad de los chicos perseguía terminar con su vida.

7.659 EUROS DE INDEMNIZACIÓN

Además de las penas de cárcel, los dos condenados deberán indemnizarla con 7.659 euros, la mayor parte por las consecuencias psicológicas del mismo. La condena económica por las secuelas del ataque ascienden a 3.500 euros. El "trastorno psíquico de angustia persistente sufrido", según indica la sentencia, deberá ser compensado con otros 3.150 euros. El juez cifra los dos móviles robados, las zapatillas y las gafas que le rompieron durante la agresión en unos 800 euros.

Este martes es el primer día que Conchi sale a pasear. Se lo ha pedido una amiga. De momento, solo abandona su casa para comprar, ya que de noche le produce "pánico".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.