ARCHIVADO EN:

Horror en una vivienda de Zaragoza, en la que ha sido hallada una joven de 18 años que había sido secuestrada por su propia familia y encadenada a la cama. El motivo, que no pudiese ver a su novio, de origen marroquí.

La Policía Nacional recibió primero una llamada del chico, que denunció el cautiverio de su pareja. Los agentes acudieron entonces al domicilio de la mujer, en el 111 de la calle Oviedo. Al entrar, descubrieron que estaba atada por un pie a los barrotes de la cama con una cadena metálica y un candado.

De hecho, la policía tuvo que romper la cadena para liberar a la joven, que estaba muy asustada pero que no presentaba heridas físicas.

Tras ser liberada, la joven explicó que habían sido sus propios familiares, que la habían secuestrado para que no pudiese ver a su novio, con el que lleva saliendo dos años. Y es que a sus parientes, que son de etnia gitana, no les gusta que el chico sea marroquí y musulmán.

AMENAZAS DE MUERTE AL CHICO

La versión del novio, publicada este viernes en El Periódico de Aragón, es terrorífica. Asegura que la tía de su chica los invitó a comer. Antes de acceder al domicilio fueron a tomar algo al bar de abajo, cuando "se presentaron sus tíos acompañados de sus mujeres" y le dijeron: "Me cago en tus muertos, te vamos a matar a ti y a tus padres como no dejes a la chica. Te rajamos".

Después de amenazar al chico, los familiares de la joven la agarraron y se la llevaron a rastras hasta un coche. Un secuestro que podría haber sido organizado por el padre de la muchacha, que ha quedado en libertad, tras prestar declaración, debido a su edad avanzada.

A los demás familiares detenidos se les ha impuesto una orden de alejamiento y la obligatoriedad de comparecer en dependencias judiciales si un magistrado lo solicita.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.