ARCHIVADO EN:

Saba tiene un grave problema de seguridad con sus párkings de Barcelona. La compañía que dirige Josep Martínez Vila se ha mostrado incapaz de poner freno a los continuos robos que se producen en los vehículos estacionados en sus aparcamientos.

Uno de los últimos robos más llamativos ocurrió el pasado sábado, 1 de mayo. E.V., una ciudadana griega afincada en Barcelona, aparcó su coche en el párking de Saba de la plaza de Catalunya. Creía que era un lugar seguro, así que dejó en el interior del vehículo diversos objetos de valor y dinero en efectivo. Su sorpresa llegó al regresar al garaje. Le habían robado "dos maletas, un portátil, un reloj valorado en 9.000 euros y 9.200 euros en efectivo", explica su abogado a este medio. En total, había perdido más de 20.000 euros.

DENUNCIA CONTRA SABA

E.V. interpuso una denuncia ante los Mossos d'Esquadra y contactó con Saba para conocer el protocolo de la compañía ante estas situaciones. La respuesta no le gustó. Como en el resto de casos similares, la compañía no se hace responsable del robo, así como tampoco del daño ocasionado en el vehículo. Insatisfecha con la política de empresa, la víctima ha contratado a un abogado para denunciar a Saba por la vía penal. En conversación con este medio, el letrado explica que la reiteración de robos en los aparcamientos de Saba dan a entender que la compañía no ha adoptado las medidas necesarias para reconducir el problema.

Robo en un vehículo en un párking de Saba, en el centro de Barcelona / MA
Robo en un vehículo en un párking de Saba, en el centro de Barcelona / MA

Consultados sobre este caso concreto, fuentes de la compañía indican que no comentan "situaciones individuales entre empresa y clientes" por una pauta de confidencialidad. Aún así, las mismas fuentes destacan que "siempre que hay conocimiento de un robo y se presenta la pertinente denuncia, los Mossos abren una investigación y Saba colabora con todos los medios a su alcance". ¿Cuáles son?, se preguntan muchas de las víctimas de robos en sus garajes. Según Saba, cuentan con "seguridad privada que hace rondas por distintos aparcamientos, megafonía con mensajes de aviso para evitar robos, cartelería informativa o refuerzo de las medias de seguridad para acceder a los aparcamientos, entre muchas otras", señala un portavoz de la empresa.

NO ES UN CASO AISLADO

El robo a E.V. no es un caso aislado. Los párkings de Saba se han convertido desde hace años en un objetivo prioritario de delincuentes. También de bandas especializadas. En diciembre de 2020, los Mossos d'Esquadra detuvieron a un grupo de ladrones multirreincidentes de origen chileno que se dedicaban a saquear vehículos estacionados en el interior de los aparcamientos.

Pese a los esfuerzos policiales dedicados a poner fin a estos pillajes, los párkings de Saba y de B:SM --los dos principales operadores de aparcamientos de Barcelona-- siguen sin ser seguros. Tanto es así que desde el pasado otoño los Mossos y la Guardia Urbana vigilan esta red de aparcamientos tras las denuncias masivas por parte de clientes desde 2019. Incluso los coches policiales de ambos cuerpos patrullan con vehículos oficiales dentro de los aparcamientos, una medida que ha sido criticada por algunos sindicatos policiales, que lamentan que se destinen recursos públicos para vigilar una empresa privada como Saba. Además, este refuerzo policial ni siquiera ha evitado que E.V. se librara de que la desplumasen, un caso que puede llevar a los responsables de Saba a juicio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.