La madrugada del lunes un ladrón intentó entrar en una nave industrial ubicada cerca de La Maquinista con el objetivo de robar material del espacio.

Contra todo pronóstico, el ladrón sufrió una herida y no pudo perpetrar el hurto en un almacén ubicado en el número 64 de la calle Sant Adrià de Barcelona.

Parte del techo de la nave industrial derrumbada

Parte del techo de la nave industrial derrumbada 

Parte del techo del establecimiento donde tenía previsto hurtar cayó y el presunto ladrón quedó malherido. Fue entonces cuando la persona aprovechó para huir del lugar.

MANCHAS DE SANGRE

El suelo de la nave quedó manchado de sangre y los Mossos d’Esquadra están intentando identificar al criminal a través de esta pista.

Los agentes de la policía aseguran que hay una investigación abierta para descifrar el suceso y el propietario de la nave todavía no ha puesto denuncia.