Los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal especializado en los robos de carga de camiones estacionados en áreas de servicio y descanso de la AP-7. La policía catalana calcula que en un mes y medio los asaltantes habrían sustraído productos valorados en más de 110.000 euros.

Los investigadores han detenido a cuatro miembros de un grupo y han recuperado una furgoneta de grandes dimensiones robada que utilizaba la banda para guardar todo el material sustraído. A finales de abril –en pleno estado de alarma–, los Mossos recibieron múltiples denuncias de robos en áreas de servicio de la AP-7.

BANDA ORGANIZADA DURANTE LA RECLUSIÓN

Los ladrones forzaban las puertas de los tráileres aparcados y robaban en muy poco tiempo las cargas de los vehículos. Después, los delincuentes huían rápidamente para no ser pillados por las cámaras de seguridad.

El objetivo de la banda eran los camiones que se dedicaban a transportar mercancía por toda Europa, ya que eran los únicos que podían moverse por las autopistas durante las fechas de la reclusión.

PRODUCTOS DE ALTA CALIDAD

El 10 de mayo se produjo un robo en la área de servicio del Llobregat, en el que la banda hurtó 10 aparatos de aire acondicionado valorados en más de 10.000 euros. Tras las investigaciones iniciales, los agentes pudieron identificar un grupo que, de manera habitual, realizaban esta clase de asaltos.

La investigación ha permitido desarticular un grupo formado por cuatro personas con antecedentes por delitos contra el patrimonio. Actuaban de forma muy selectiva y salían cada noche con el objetivo de buscar camiones que transportaran productos exclusivos o de alto valor económico, como electrodomésticos, aparatos tecnológicos o ropa de marca, entre otros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.