Nuevo incidente violento en el Born. Un intento de robo el martes terminó en una fuerte reyerta, donde se llegaron a utilizar armas blancas. Todo ocurrió entre las 22:00 y las 23:00 horas, a la hora de la cena, en la terraza del restaurante Santagustina. ¿El desencadenate? Un hurto a unas chicas que se encontraban cenando en el bar. "Fueron dos menas (menores extranjeros no acompañados) que daban vueltas por aquí", indica un vecino. Hasta tres testigos más aportan la misma versión de los hechos a este medio.

Trataron de arrebatarles el bolso, pero no pudieron. Se lo impidió un grupo de turistas franceses, que cenaba en la mesa de al lado. Eran más, intimidaron a los ladrones y les dijeron que se marcharan. Eso hicieron, pero para regresar con refuerzos. Al cabo de un rato volvieron en grupo para vengarse de los franceses. "No sé cuántos eran exactamente, pero bastantes. Quizá unos 10 o 15", explica un testigo a Metrópoli. 

UN HERIDO POR ARMA BLANCA

Los turistas no se amedrentaron y se enfrentaron a ellos. En pocos minutos se generó una gran reyerta con el lanzamiento de sillas y mesas del restaurante Santagustina. Durante la pelea, uno de los chicos sacó una navaja e hirió a uno de los franceses en el brazo. La víctima tuvo que ser atendida por el SEM y fue trasladado a un hospital, indican fuentes del Ayuntamiento.  

La pelea se produjo con la terraza llena de clientes. Asustados, se refugiaron en el interior del restaurante, donde también había comensales estupefactos ante la violenta escena. Cuando llegó la Guardia Urbana, los asaltadores ya se habían marchado. No hubo ningún detenido ni identificado, según fuentes municipales. 

LOS ATRACADORES, CONOCIDOS EN EL BORN

El incidente ha causado indignación en el Born, donde los vecinos están hartos de los robos en estas callejuelas de Barcelona. Según denuncian, cada vez son más habituales, y los ladrones ya no disciernen entre locales o turistas, "cualquiera puede ser su víctima". Hasta cuatro vecinos contactados por este medio coinciden en señalar a los autores del robo del martes. "Son los menas que están en el Forat de la Vergonya. Se les identifica rápido", indica uno de ellos, que prefiere mantener el anonimato por miedo a represalias. "Aquí nos conocemos todos, el Born es muy pequeño y algunos llevamos toda la vida viviendo aquí". 

Según este vecino, estos menores "suelen ir drogados, esnifando cola, lo que aumenta su agresividad". En el restaurante Santagustina, donde tuvo lugar la pelea, son de sobras conocido. No es la primera vez que roban en el bar, e incluso han llegado a sustraer los teléfonos móviles a los propios trabajadores. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.