La Parroquia Sant Fèlix Afric ha sido escenario de una rave este domingo. En octubre del 2020 la Guardia Urbana ya desalojó este templo religioso ubicado en la calle de Sardenya por una juerga que contravenía las restricciones sanitarias, y hoy ha vuelto a albergar una parranda irregular.

Según han denunciado vecinos de la zona, el templo, que tiene un gran patio interior al que a veces acceden ilegalmente los fiesteros, se ha convertido en una especie de discoteca al aire libre. Según ha avanzado Crónica Global, ante estas circunstancias la Guardia Urbana se ha personado en el lugar para ha hacer cumplir las órdenes de protección de la salud pública emitidas por el Procicat.

Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona / TWITTER -GU
Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona / TWITTER -GU

NO ES LA PRIMERA VEZ

El pasado octubre, cuando la policía barcelonesa también tuvo que intervenir por una celebración ilegal en la parroquia, fueron desalojadas hasta 200 personas. En aquella ocasión, los agentes interrumpieron una suerte de mercadillo con jóvenes bebiendo alcohol y escuchando música a elevado volumen. Del mismo modo que ha ocurrido en esta ocasión, la actividad no había sido comunicada y, por lo tanto, no estaba autorizada.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.