Los disturbios vuelven a Barcelona. Después de varios días de calma, la violencia se ha adueñado de nuevo del centro de la ciudad. Los lanzamientos de objetos a la línea policial han desembocado en lanzamiento de líquido inflamable que ha acabado con una furgoneta de la Guardia Urbana en llamas.

Grupos de manifestantes en la movilización de este sábado han causado destrozos en La Rambla y tirado objetos contra la comisaría de la Guardia Urbana, además de prender fuego a una furgoneta de la policía local cuando aún había agentes en el vehículo, aunque han podido salir.

Los activistas también han tirado al suelo contenedores, vallas y macetas de la calle y han atacado dos sucursales bancarias, mientras furgones de Mossos d'Esquadra recorren La Rambla, donde se concentran los disturbios poco antes de las 20:30h.

Poco antes han empezado a quemar contenedores en el Portal de Santa Madrona -–junto a la avenida Drassanes–, después de pasar por la Rambla del Raval, donde han atacado otra sucursal y un cajero de otra entidad bancaria.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.