La protesta de este domingo por la mañana dentro y fuera de la estación Barcelona-Sants en protesta contra la sentencia del procés se ha convertido a mediodía en una marcha hacia la plaza Espanya y la Gran Via.

Después de que el dispositivo de Mossos d'Esquadra, que se enmarca en el despligue policial, desalojara una sentada de ochenta personas en el vestíbulo de la estación mientras había otros 300 concentrados ante el edificio, los activistas han caminado por la calle Tarragona hasta la plaza Espanya.

CORTAN EL TRÁFICO

Casi 1.000 personas han circulado alrededor de la rotonda de la plaza, que ha quedado cortada al tráfico, y unos 400 de ellos han empezado, pasadas las 12.00 horas, a marchar por el centro de la Gran Via, que también ha quedado cortada al tráfico. Han ocupado la plaza y algunos de ellos se han puesto a hacer un picnic en la calzada

Los manifestantes haciendo picnics en la plaza Espanya
Los manifestantes haciendo picnics en la plaza Espanya

Media hora después los manifestantes han decidido cortar las calles que dan a la céntrica plaza y la Gran Via.

Esta acción forma parte del ensayo de las protestas que habrá a partir de mañana, cuando saldrá la sentencia del procés. Durante el día de ayer se reforzó la presencia de fuerzas de seguridad en el aeropuerto de Barcelona y en la estación de Sants. Diversas furgonetas de la Guardia Civil y la Policía Nacional se encuentran custodiando la entrada de estas infraestructuras. Los Mossos d'Esquadra, que se encargarán de controlar el orden público también están presentes en muchas zonas de Barcelona. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.