La pandemia empobrece progresivamente a las mujeres que ejercen la prostitución. Las mujeres que ofrecen su cuerpo en la calle son las más golpeadas por las restricciones sanitarias. Sin turistas y con una caída importante del cliente local, el coronavirus tiene un efecto directo en un colectivo ya vulnerable. En Barcelona, el número de prostitutas incapaces de cubrir las necesidades básicas no deja de crecer. Durante este 2020 Àmbit Prevenció ha facilitado comida, ropa y ayudas al alquiler a 195 mujeres.

Según la previsión de la entidad, ubicada en el Raval, antes de terminar el año se acercarán hasta su local a pedir ayuda unas 240 mujeres, 30 más que en 2019. Esta cifra, advierte la presidenta de Àmbit Prevenció, Mercè Meroño, supone ya la mitad del total de 526 mujeres que hasta el 15 de octubre se habían acercado hasta el espacio. La otra mitad recoge preservativos o participa en alguno de los talleres que organizan las educadoras y psicólogas.

AYUDA INTEGRAL

"Las ayudas de las administraciones no funcionan. Antes hacíamos una atención muy complementaria, ahora aportamos una ayuda integral", explica la responsable de esta entidad fundada en 2003, que acompaña a trabajadoras sexuales en riesgo de exclusión social.

Meroño apunta que los organismos de la administración son insuficientes. "Muchos servicios públicos funcionan con cita previa. Nosotros estamos todo el día", explica. "Cuando la administración no atiende a las necesidades de estas mujeres con una fuerte vulnerabilidad está ejerciendo una violencia institucional", observa.

Manifestación del colectivo Putas Libertarias del Raval contra la violencia machista en 2018
El colectivo Putas Libertarias del Raval se manifiesta contra la violencia machista y a favor de sus derechos en la Vía Laietana

 

BUROCRACIA

Las usuarias de Àmbit Prevenció ejercen la prostitución de manera voluntaria. En Barcelona existen otras entidades que atienden a este colectivo y otras organizaciones enfocadas exclusivamente a acompañar a las prostitutas explotadas, víctimas de la trata. Una de ellas, Adoratrices, atendió en 2019 a 50 mujeres rescatadas por la policía.

Los requisitos de la burocracia para acceder a ayudas como el recién implantado Ingreso Mínimo Vital suponen palos en las ruedas para mejorar las condiciones de vida de estas mujeres. "La brecha digital se está notando mucho en el colectivo", apunta una técnica de la entidad que ayuda a las mujeres –la mayoría extranjeras– a rellenar formularios para acceder a ayudas.

ATENCIÓN PSICOLÓGICA

La base de datos de esta organización refleja el aumento progresivo de mujeres que necesitan los recursos más básicos. A 15 de octubre, dos meses y medio antes de terminar el año, la entidad ha registrado más demandas de ayuda psicológica (29) que en todo el 2019 (26). Las demandas de atención social (94) también crecen respecto a 2019 (88). En cuanto al número de servicios ofrecidos por la entidad durante este 2020 se han efectuado 3.527, unos 300 más que en todo el año pasado.

Imagen de archivo de una prostituta / EFE
Imagen de archivo de una prostituta / EFE

La situación de la pandemia ha empujado a este equipo de profesionales a crear nuevas ayudas. Gracias a una colaboración con el Banc de Aliments entregan cheques de comida por valor de 10 euros. De momento ya han entregado 280 tiquetes que sirven para adquirir productos de higiene y limpieza. También facilitan ropa y calzado para adultos y niños y ayudas económicas para pagar el alquiler que han subido, sobre todo, entre las usuarias españolas.

MUJERES TRANS

De las 195 personas en riesgo de exclusión social, 153 son mujeres –de estas 32 son mujeres transexuales– y 10 son hombres. Desde la entidad destacan el aumento de mujeres trans en situación de emergencia, una situación que ha motivado la elaboración de unos recursos propios para estas mujeres. A pesar de la caída de clientes, señala Meroño, muchas mujeres tienen clientes fijos con los que se citan directamente a través de Whatsapp.

La mayoría de usuarias de la fundación son mujeres que ejercen la prostitución en la calle, pisos y clubes pequeños. Predominan mujeres de Venezuela, Colombia y Nigeria, aunque la cifra de prostitutas nacidas en Cataluña ha ido subiendo en los últimos meses. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.