Un mossos d'esquadra, durante los disturbios de los negacionistas en Barcelona / EFE
Un mossos d'esquadra, durante los disturbios de los negacionistas en Barcelona / EFE

Prisión para cuatro negacionistas del covid que causaron disturbios en Barcelona

Los condenados no entrarán en la cárcel por un acuerdo con el tribunal

Guardar
Periodista

Cuatro manifestantes han aceptado este lunes dos años y medio de cárcel por provocar disturbios violentos y lanzar objetos a la policía en una protesta que en octubre de 2020 reunió en Barcelona a negacionistas, ultraderechistas y hosteleros contra las restricciones por la pandemia. Los acusados han llegado a un acuerdo con la Fiscalía, con lo que han evitado el juicio y han aceptado una condena por los delitos de atentado a la autoridad y desórdenes públicos.

El tribunal, de conformidad con las partes, ha acordado la suspensión de la pena, lo que les permitirá eludir la entrada en prisión, con la condición de que no vuelvan a delinquir en tres años, y con la prohibición de asistir a manifestaciones durante el mismo período de tiempo. Además, también ha impuesto a los manifestantes una multa de 4 euros diarios durante 12 meses –un total de 1.440 euros. Los encausados, que han reconocido los hechos, han conseguido así rebajar la pena que pedía inicialmente la Fiscalía, que solicitaba un total de cinco años y medio de prisión.

ATAQUES CONTRA LOS MOSSOS

Los sucesos se produjeron el 30 de octubre de 2020, cuando se llevó a cabo en la plaza Sant Jaume una manifestación no comunicada de grupos negacionistas del coronavirus, hosteleros y grupúsculos vinculados a la ultraderecha. Según remarca el ministerio público, aunque los Mossos llevaron a cabo trabajos de filtrado para evitar alborotos, la protesta se fue haciendo mucho más numerosa y cada vez más violenta.

Algunos de los concentrados comenzaron a lanzar vallas del Ayuntamiento contra los agentes, así como "piedras, latas y botes de humo" para "atacar a las fuerzas de seguridad, con un continuo lanzamiento de objetos contra los agentes, colocación de vallas en las calles y quema de contenedores".

La concentración, que reunió a cientos de personas, se dispersó por Via Laietana y calles aledañas, como Princesa, Pelai o plaza Catalunya, donde se siguieron produciendo actos violentos, como el arrojar objetos contra los agentes y contra los vehículos policiales.

Finalmente más de una decena de personas fueron detenidas y una treintena resultaron heridas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.