Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de 20 años, que ha ingresado ya en prisión, como el presunto autor de tres robos violentos en localidades del Maresme, que perpetró contra víctimas a las que contactaba mediante una aplicación de compraventa para luego amenazarlas con un arma de fuego simulada.

Según ha informado la policía catalana, el arresto se produjo el pasado 5 de enero, cuando recibieron el aviso de que a un hombre le acababan de robar su patinete en Arenys de Mar.

AMENAZAS CON UN ARMA

La víctima relató haber quedado con un desconocido con el que había contactado a través de una aplicación de compraventa y que, una vez iba a realizar la transacción, el supuesto comprador lo amenazó con una arma y se llevó el vehículo.

Los agentes localizaron a la víctima en persona, que había tratado de perseguir al sospechoso, y que había logrado recuperar el patinete abandonado en la calle.

INGRESO EN PRISIÓN

Poco rato después, un agente vio a un hombre que se intentaba ocultar y que coincidía con la descripción, por lo que fue identificado, se le halló la pistola simulada y fue también reconocido por la víctima.

Los investigadores consiguieron relacionarlo con otros dos robos anteriores que seguían el mismo modus operandi en Sant Pol de Mar y Canet de Mar, que se produjeron el 23 y el 28 de diciembre, respectivamente.

El arrestado pasó a disposición del juzgado de guardia de Arenys, que decretó su ingreso en prisión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.