Un vigilante de seguridad de la discoteca La Fira de la calle Provença de Barcelona ha sido detenido este fin de semana, acusado de agredir a un cliente e hiriéndolo gravemente de un mordisco en la oreja.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada de este domingo a las puertas de este local de la calle de Provença, entre Aribau y Muntaner (el grupo La Fira cuenta con otro establecimiento en la calle Villarroel), según ha avanzado el diario El Caso y ha podido confirmar Metrópoli de fuentes policiales. Alrededor de las 5:50h de la mañana, los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso de que un joven estaba herido.

Cuando llegaron al lugar, encontraron al chico herido de gravedad en la oreja. La víctima detalló que lo había atacado uno de los vigilantes de seguridad del local, que quedó detenido. Se trata de un hombre de 35 años y nacionalidad española que ha está acusado de un delito de lesiones.

Por su parte, el joven fue trasladado a un centro médico donde le trataron las graves heridas en la oreja, aunque no corre más peligro.

UN APUÑALAMIENTO MORTAL Y UNA BRUTAL AGRESIÓN HOMÓFOBA

Este no ha sido el único incidente grave de este fin de semana en el ocio nocturno barcelonés. El suceso más destacable es la muerte de un joven apuñalado durante la fiesta mayor de Sant Andreu de Palomar. Ocurrió durante un botellón en la plaza de Can Fabra durante la madrugada del domingo.

En la otra punta de la ciudad, a la salida de la sala Safari, en la calle de Tarragona, dos jóvenes fueron brutalmente apaleados en lo que es la enésima agresión homófoba en la ciudad. En concreto, una de las víctimas ha relatado que cinco encapuchados les siguieron hasta la salida de la discoteca y que fueron apalizados mientras les gritaban insultos homófobos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.