Cuatro agentes de la Guardia Urbana de Badalona han sufrido heridas leves esta tarde cuando custodiaban un piso que acogía una plantación de marihuana en el barrio de Sant Roc, donde estos días se están registrando cortes de luz. La policía ha realizado un disparo al aire para dispersar a una veintena de personas que los estaban agrediendo. 

Los hechos han ocurrido sobre las 14.36 horas, cuando los bomberos han acudido al número 726 de la calle Alfons XII porque se había detectado olor a humo. Una vez allí han observado un fusil roto y han marchado del lugar al cabo de pocos minutos. Hasta el lugar también se han desplazado cuatro urbanos que han olido a marihuana y han visto las plantas por una ventana.

AGRESIÓN CON PALOS

Los agentes de policía han custodiado la vivienda hasta la llegada de los Mossos d'Esquadra, competentes en la investigación del tráfico de drogas. Durante este tiempo diversas personas, entre los que había los supuestos moradores, se han acercado al piso y han empezado a llevarse las plantas por la parte trasera a un piso contiguo. Sobre las 16.30 horas, una veintena de personas han agredido con palos a los guardias, que han respondido con un disparo al aire para dispersarlos.

Los agentes también han detectado la presencia de una navaja entre los atacantes. Los agresores, conocidos por la policía, han huido corriendo tras escuchar el disparo y no se han producido detenciones. Los policías han sido atendidos en el hospital municipal con algunas heridas leves en las manos.

APOYO DE ALBIOL

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ha denunciado en las redes sociales la agresión. "Todo mi apoyo a los agentes. Esta agresión no quedará impune", ha indicado Albiol.

Barricada de fuego este fin de semana en Sant Roc para protestar contra los cortes de luz / CEDIDA
Barricada de fuego este fin de semana en Sant Roc para protestar contra los cortes de luz / CEDIDA

Precisamente, Albiol se ha reunido hoy con los Mossos y la Urbana para buscar soluciones a los cortes de luz en Sant Roc, que el consistorio atribuye en parte a los vecinos que pinchan la luz para alimentar las plantaciones ilegales de marihuana. Según el Ayuntamiento, estas plantaciones generan un elevado consumo eléctrico irregular que ocasiona sobrecargas en la red y provoca los cortes de luz que perjudican a los vecinos de la zona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.