Dos personas están siendo investigadas por un “presunto delito de hurto perpetrado en el barrio de la Sagrada Família”. Según ha informado la Guàrdia Urbana a través de su cuenta de Twitter, los efectos recuperados están valorados en más de 8.500 euros.

Tal como han detallado, pudieron ser entregados a la víctima que, de hecho, estaba formalizando la denuncia en la comisaría del Aeropuerto de Barcelona. Entre ellos se encuentran un ordenador, una cámara, un móvil y billetes de todo tipo.

 

 

El barrio de la Sagrada Família es una zona en la que los robos son una constante. Los carteristas se aprovechan del caos y la alta densidad de turistas que se agolpan a las puertas de la basílica de Antoni Gaudí que estará terminada en 2026 y se convertirá en el edificio más alto de Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.