La Guardia Urbana de Barcelona ha denunciado penalmente a un conductor que circulaba a 137 kilómetros por hora en una zona donde la velocidad máxima permitida es de 30 kilómetros por hora.

La policía local de la ciudad, a través de las redes sociales, ha informado de que el infractor es reincidente y que ya acumula dos denuncias por la vía penal por exceso de velocidad.

INFRACTOR REINCIDENTE

Hace dos meses que el hombre ya cometió este delito y también fue denunciado penalmente.

Tras el suceso, la Guardia Urbana de Barcelona ha querido recordad que la velocidad es el principal factor de siniestralidad y ha señalado que “respetar los límites de velocidad salva vidas”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.