Pillado por intentar empeñar en Barcelona un cuadro atribuido falsamente a Pablo Picasso. La persona, un empresario de 71 años, ha sido denunciada penalmente por los Mossos d'Esquadra por ofrecer el cuadro a una entidad financiera que ofrecía préstamos pignorados.  

El anciano se dirigió a la entidad financiera con la obra de arte, titulada Le peintre, junto a un supuesto certificado de autenticidad emitido por la hija de Picasso y un contrato de compraventa de la pintura de 1994 por 110 millones de pesetas. El hombre incluía diversos adhesivos de galerías de Londres y París para dar más relevancia a la pieza.

"FALSA ATRIBUCIÓN"

La policía autonómica cuenta con una Unidad Central del Patrimonio Histórico. Sin disponer de la obra, contactaron con la entidad Picasso Authentification, encargada de velar y proteger el legado del artista. Los responsables aseguraron a los Mossos que ese cuadro era una "falsa atribución" y que el certificado no podía ser de ese cuadro. 

En un comunicado, los Mossos aseguran que el hombre era conocedor que la obra era falsa. En otra ocasión ya intentó venderla, pero el comprador no cayó en la trampa. Los agentes denunciaron penalmente al hombre por haber intentado vender la pieza como auténtica. También localizaron el cuadro y lo intervinieron, al igual que la documentación.

Según los Mossos, la pintura era una copia original de Picasso del mismo título y nombre y había sido impresa a tinta sobre tela. Posteriormente, había sido retocada con pinceladas de pintura resiguiendo el dibujo anterior. El cuadro también fue sometido a diferentes procesos de envejecimiento y llevaba incorporados adhesivos de distintas galerías y casas de subastas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.