ARCHIVADO EN:

La Junta de Personal del Baix Llobregat ha exigido este viernes la reapertura y revisión de diversas denuncias de acoso laboral contra el director del Instituto Les Salines, en El Prat de Llobregat.

Los hechos se remontan a 2018, cuando tres profesores del centro denunciaron al director por actitudes "autoritarias y discriminatorias". Estas prácticas fueron acreditadas en una resolución de la Dirección general de Función Pública de la Generalitat, y respaldadas por informes del Síndic de Greuges y de Inspección de Trabajo.

En 2019, la Dirección de Función Pública propuso "la incoación de un expediente disciplinario al director de dicho centro porque hay indicios claros de acoso psicológico laboral o de otra discriminación en el trabajo".

INSPECCIÓN

Posteriormente, el Departamento de Educación realizó una inspección para comprobar los hechos y tomar las medidas que se considerasen oportunas y resolvió: "no hay argumentos incontrovertibles para incoar un expediente disciplinario por faltas muy graves o graves al director". Pese a ello, a resolución de la Secretaría General de la conselleria sí reconocía que " el director no tiene, en cuanto al trato con el personal en las sus órdenes, las capacidades necesarias y obligadas de cualquier cargo de mando público".

Dos años después del informe de Dirección de Función Pública, la Junta de Personal del Baix Llobregat, formada por los sindicatos CGT, UGT, CCOO, ANPE, USTEC, Intersindical y ASPEPC-SPS, ha insistido en la reapertura del caso y la revisión de la resolución del Departamento de Educación.

En este sentido, han denunciado que el Decreto de Plantillas "ampara esta dinámica de acoso y abuso de poder" y han reclamado una revisión de los protocolos de acoso, así como más recursos económicos y humanos para hacer el seguimiento necesario a las denuncias interpuestas por acoso para evitar que los expedientes prescriban.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.