Los cuatro fallecidos en el incendio de la plaza Tetuan de Barcelona son un pareja formada por un hombre pakistaní y una mujer rumana, y sus dos hijos, un bebé de 1 año y otro de 3, según ha explicado el cónsul general de Pakistán en Barcelona, Imran Ali, que ha acudido al lugar del siniestro.

"Los Mossos d'Esquadra me han avisado por la mañana de que se trataba de una familia pakistaní", ha explicado el cónsul. "Intentaremos llevar los cuerpos a nuestro país para que los entierren", ha añadido. El diplomático ha apuntado que el incendio se podría haber originado por un problema con el sistema que utilizaban para calentarse. Y es que son varios los vecinos que habían denunciado que los ocupantes del local tenían pinchada la luz ilegalmente.

PELEA HORAS ANTES DEL INCENDIO

Sobre el origen del fuego, los Mossos no descartan todavía ninguna hipótesis. Tampoco la relacionada con una pelea que habría tenido lugar a las puertas del local incendiado, entre las 2:00 y las 3:00h de la madrugada, tan solo tres horas antes del suceso.

Aun así, la conselleria d'Interior ha catalogado de "temeridad" relacionar la fuerte discusión de madrugada con el posterior incendio.

VIVÍAN DE LA CHATARRA

Waseem Bashir, amigo de la víctima, ha explicado a EFE que el pakistaní fallecido se llamaba Nasar Iqbal, se dedicaba a recoger chatarra y tenía 40 años, mientras que su pareja tenía unos 38 y que ambos estaban en el país en situación irregular. El hombre ha asegurado que actualmente vive con el hermano del fallecido en otro local okupado en el barrio de Besòs-Mar, donde el fallecido también había residido anteriormente.

Iqbal vivía en España desde hace unos diez años, mientras que su pareja hacía más tiempo que residía en el país, aunque nunca obtuvieron ni permiso de residencia ni de trabajo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.