El Open Arms rescató hace tres días una embarcación que estaba a punto de naufragar con 73 personas a bordo. Muchas de ellas, según aseguran desde el barco de la ONG, cuentan con heridas y quemadas que requieren atención médica rápida y especializada.

DESEMBARCO

Miembros de la organización, por su parte, han denunciado a través de un vídeo que no tienen un puerto seguro donde desembarcar confirmado por las autoridades de los países.

A los tripulantes de la embarcación se les había ofrecido el puerto de Trípoli, la capital de Líbia, pero no lo consideran seguro por la situación que está viviendo actualmente el país. Por eso, el barco del Open Arms se dirigió hacia el norte de Italia, pero las autoridades no han reaccionado por el momento.

SITUACIÓN CRÍTICA

A su vez también reclamaron el puerto de Malta para poder desembarcar pero explican que desde el país no han recibido respuesta de ninguna de las autoridades.

Fuentes del Open Arms aseguran que la situación a bordo del barco “es crítica”. Por una parte por el fuerte temporal marítimo –olas de más de tres metros– y por otra a causa del estado de salud de las personas que están a bordo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.