Los Mossos d'Esquadra han detectado recientemente una nueva técnica para okupar y robar en pisos de Barcelona. Los delincuentes acceden a un edificio de viviendas, cierra la llave de paso del agua y, si unos días sigue cerrada, significa que no hay nadie en el domicilio.

Se trata de una nueva modalidad usada por okupas y ladrones localizada en el distrito de Sant Martí y en otros puntos de la ciudad. De momento, sin embargo, según fuentes de la policía catalana se han dado pocos casos y de manera esporádica. Pero los mossos consideran preocupante esta manera de actuar y aconsejan a los vecinos que vigilen de cerca las llaves del agua.

AVISO POLICIAL

En un aviso de la Oficina de Relaciones con la Comunidad del Área Básica Policial de Sant Martí con fecha de 3 de agosto, los mossos recomiendan a las comunidades de vecinos que controlen los pisos vacíos durante estas vacaciones y que comprueben que las llaves no se han cerrado.

La policía está en alerta este agosto, uno de los meses en que se producen más robos aprovechando que muchas personas están de vacaciones. Una de las técnicas más conocidas y utilizadas por los ladrones consiste en colocar una pequeña pieza de plástico en la puerta para comprobar si el piso está vacío. Si pasados unos días, el plástico sigue enganchado, los rufianes tienen luz verde.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.