La Policía Nacional, con la colaboración de la Guàrdia Urbana de Cornellà de Llobregat, ha desmantelado dos narcopisos del municipio en los que fueron localizadas dos plantaciones de marihuana, así como otras cantidades de distintas sustancias estupefacientes.

Con motivo del operativo llevado a cabo y de los registros practicados, resultaron detenidas tres personas de nacionalidad española y una cuarta colombiana como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

VIGILANCIA CON PERROS PELIGROSOS

En los inmuebles, custodiados por perros de raza potencialmente peligrosa para dificultar la acción policial o los asaltos de bandas rivales, fueron localizadas 300 plantas de cannabis, 29 kilos de marihuana, 1.800 euros en efectivo, así como varias armas blancas y una prohibida.

En un comunicado, la Policía Nacional ha explicado que la investigación se inició a finales del año pasando a raíz de la aparición de varios puntos de venta de droga y el aumento de la sensación de inseguridad entre el vecindario.

CORRIENTE ELÉCTRICA QUE SUPERABA LOS 10.000 EUROS

Iniciadas las primeras pesquisas, a través de la compañía eléctrica, se tuvo conocimiento de que, a parte de la venta a pequeña escala de droga, en ambos domicilios se estaba produciendo un consumo muy elevado de corriente eléctrica, que superaba los 10.000 euros y apuntaba a que en el interior habría plantaciones de marihuana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.