Un furgón policial de la Guardia Urbana en el paseo de Lluís Companys tras un botellón / PABLO MIRANZO
Un furgón policial de la Guardia Urbana en el paseo de Lluís Companys tras un botellón / PABLO MIRANZO

Multas de hasta 600 euros por participar en un botellón en Barcelona

El Gobierno de Ada Colau recurre a la 'Ley Mordaza' para incrementar las multas

Guardar
Periodista
Actualizado: 10/08/2022 15:35 h.

Beber alcohol en la calle sale más caro para los barceloneses que hace unos días. Desde el martes pasado, la Guardia Urbana puede poner multas de hasta 600 euros por infracciones graves a los participantes de botellones. El Ayuntamiento de Barcelona ha incrementado estas sanciones administrativas. Las infracciones leves pasan de 60 a 100 euros y las graves de 300 a 600 euros. 

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha anunciado este aumento en la cifra económica de las sanciones acompañado de Pedro Velázquez, el jefe de la policía de la ciudad. El intendente ha detallado que las sanciones graves se aplican en el supuesto de que se moleste muy gravemente al vecindario o que además se corte el tráfico de una vía utilizada para circular o se realice una perturbación muy grave de la circulación peatonal.

'LEY MORDAZA'

Las sanciones leves se enmarcan en la ordenanza de convivencia, que prevé una rebaja de hasta el 75% (25 euros) si el sancionado paga dentro del periodo voluntario. Las sanciones graves se realizan a través de la ley de seguridad ciudadana, conocida popularmente como 'Ley Mordaza', que prevé una rebaja de hasta el 50% en el mismo caso. Resulta irónico que el gobierno de Ada Colau recurra a la Ley Mordaza, ampliamente criticada por la izquierda cuando fue impulsada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. 

Velázquez ha explicado que del 2 al 8 de agosto se han interpuesto 747 denuncias por beber en la calle, todas ellas por infracciones leves También ha dicho que en comparación con el julio pasado las llamadas al 112 por molestias de convivencia relacionadas con concentración de personas en la vía pública se han reducido en un 27%. El intendente hace una valoración "razonablemente positiva" de cómo se está desarrollando el verano en materia de seguridad y ha detallado que ahora ponen el foco en puntos de la ciudad que aún son problemáticos, como el denominado triángulo lúdico de la calle Pere IV.

VOLUNTAD DISUASORIA

Batlle ha detallado que las sanciones tienen voluntad disuasoria, y dado que las declaraciones se han producido después de la reunión semanal de seguimiento del funcionamiento de todos los servicios municipales durante el verano, ha agregado que funcionan "con normalidad", también en el caso de la seguridad y la prevención.

Preguntado por los pinchazos a mujeres en discotecas, Batlle ha explicado que es un tema "preocupante", que no les consta ningún caso en que haya habido sumisión química y que cuentan con la colaboración del sector del ocio nocturno para darles información que sirva para reconducir la situación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.