Un hogar y dinero a cambio de sexo. Son dos de los ofrecimientos que le han hecho a Juana Rodríguez, una mujer sintecho que vive en las calles de Barcelona.

"6.000 EUROS Y ERES MÍA"

Después de más de diez años durmiendo en la calle, un hombre al que conocía de un bar al que solía ir a comer quiso comprarla para que fuese su esclava sexual. "Te doy 6.000 euros y eres mía", asegura que le espetó. Ella se negó. "En este país se compran mujeres y la sociedad no puede permitirlo. Te ven como una naranja que se compra y se vende", denuncia Juana en el programa Planta baixa de TV3.

Pero es que esta no es la única vez que Juana ha recibido una oferta de este tipo. En un comedor social, otro hombre le habría prometido "un lugar donde estaría protegida". La llevó a su piso y ahí le señaló la cama, donde él pretendía mantener relaciones sexuales con ella. De nuevo, se negó y huyó de la vivienda.

 

Ahora Juana vive en el Centro Residencial de Inclusión La Llavor, el primer –y único– equipamiento municipal que existe en la ciudad para mujeres sin hogar, y no tiene que sufrir más por la violencia sexual de los hombres que han intentado abusar de ella.

VIOLENCIA SOTERRADA

Desde la 'Asociación Lola, No Estás Sola', su coordinadora Clara Naya reivindica que "hay que hacer un cambio social y entender que las mujeres no son objetos" porque hasta ahora hay hombres que "entienden su cuerpo como una materia que se puede usar y comercializar". Y es que, del centenar de mujeres que viven en la calle en Barcelona, serían varias las que habrían recibido ofertas del mismo tipo que Juana. Aun así, no constan denuncias a los Mossos d'Esquadra o la Guardia Urbana porque es un tipo de "violencia soterrada".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.