Una operación policial conjunta de Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana ha desmantelado esta mañana dos narcopisos en el barrio de Sant Antoni. Según fuentes vecinales, los narcotraficantes vendían droga en el número 41 de Manso y en el 29 de Viladomat. Ambos puntos de venta se encontraban a unos metros del Mercat de Sant Antoni. 

Fuentes de la policía autonómica solo confirma, de momento, la entrada en un narcopiso de l'Eixample y señalan que el operativo sigue en marcha. Durante la redada se habrían detenido, al menos, a dos personas, según cuenta una vecina, que trabaja en el barrio. 

CAMPAÑA DE PRESIÓN 

Los comercios del barrio manifestaban este viernes a este medio su malestar con la delincuencia e inseguridad que estos locales han provocado en el barrio y denunciaban que  tenían identificados cuatro narcopisos. En Viladomat, el punto de venta estaba activo desde hace unos cuatro meses. La plataforma Sant Antoni Vigila empezó el miércoles a recoger firmas entre los comercios de la zona para pedir más agilidad con las órdenes judiciales, necesarias para entrar y desmantelar estos locales.

A partir de 2018, el fenomeno de los narcopisos se empezó a instalar en este céntrico barrio. Esta semana, los comcerciantes han denunciado en las redes sociales la presencia de drogadictos en la calle y un problema de inseguridad con robos con violencia en la calle.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.