Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado martes un hombre de 47 años, vecino de L'Hospitalet de Llobregat, como presunto autor de un delito continuado de receptación. La detención se produjo durante una inspección administrativa ordinaria en establecimientos de compraventa de la segunda ciudad más poblada de Cataluña.

En uno de los locales se localizaron un conjunto de joyas sin la documentación acreditativa de su procedencia. Ante este hecho se intervinieron todas las joyas, con un peso total de 1036,17 gramos y con un valor de unos 30.000 euros y se abrió una investigación para averiguar su origen.

ROBOS EN 3 MUNICIPIOS DISTINTOS

Durante la fase de investigación se constató que las joyas intervenidas habían sido sustraídas en domicilios de Vilassar de Mar (Maresme), Manresa (Bages) y de la ciudad de Barcelona.

Por este motivo, se detuvo al propietario del establecimiento, que también tiene dos locales más en l'Hospitalet de Llobregat y Barcelona, cuando se comprobó que aprovechaba la actividad comercial de sus establecimientos para adquirir bienes provenientes de ilícitos penales, con un específico ánimo de lucro y enriquecimiento propio.

EN LIBERTAD CON CARGOS

La investigación continúa abierta para comprobar si el detenido puede tener más joyas sustraídas. El detenido ha quedado en libertad con cargos.

Algunas de las joyas robadas son de mucho valor económico / MOSSOS
Algunas de las joyas robadas son de mucho valor económico / MOSSOS

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.