Los Mossos d'Esquadra han detenido a los miembros de dos grupos que se dedicaban a traficar con billetes de transporte público falsificados. Para ello, compraban las bobinas a un vigilante de seguridad, que ha sido arrestado también.

En total hay 11 detenidos, entre Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Badalona. Formaban parte de dos bandas independientes que una vez obtenían el soporte original a través del vigilante de seguridad, falsificaban los billetes y los vendian a un precio inferior en mercadillos ambulantes.

2 MILLONES DE EUROS

La Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) calcula que han defraudado unos dos millones de euros con la falsificación de los billetes, principalmente T10 y T50/30.

La investigación se inició en enero, cuando se denunció el robo de siete bobinas de tarjetas en unas instalaciones de Renfe de acceso restringido. Los Mossos trabajana con la hipótesis de que el hurto lo habría llevado a cabo alguien relacionado con la empresa. En total, se atribuyen al detenido el robo de 51 bobinas de tarjetas, las cuales permitían falsificar 1.950 títulos cada una.

TARJETAS, DINERO Y DROGAS

Los Mossos han entrado en dos domicilios y un local, en los que han intervenido diversas impresoras profesionales, grabadoras de banda magnética, ordenadores y 2.200 tarjetas en blanco y otras 1.932 ya falsificadas. Además, también han encontrado 8.000 euros en efectivo, diversas cantidades de droga y un arma de fuego.

Los once detenidos se enfrentan a los delitos de falsificación de documento mercantil, estafa, pertenencia a grupo criminal, hurto y apropiación indebida. Cinco de ellos, además, están acusados de un delito contra la salud pública por las drogas encontradas en los registros.

En junio pasado, los Mossos ya detuvieron a 14 personas por un delito similiar, a las que se responsabilizaba de falsificar billetes por importe de más de cuatro millones de euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.