Los Mossos d'Esquadra están buscando desde este martes al hasta ahora líder de la Casa de Cádiz de Barcelona, Lagarder Danciu, denunciado por dos abusos sexuales y un robo. El sospechoso, que niega los hechos, fundó hace un par de años este proyecto que ha acogido a centenares de personas sin hogar.

Fuentes de la policía catalana señalan que una mujer denunció a Danciu el 18 de abril por haberle robado. En sede judicial, la víctima añadió que había sufrido abusos sexuales. Este 25 de mayo, otra persona, en este caso un joven de 19 años que vivía en la casa okupa, denunció al activista por abusos sexuales. 

COMUNICADO

Precisamente este mismo lunes Casa Cádiz emitió un comunicado en Twitter asegurando que Danciu ha abusado "sexualmente de manera continuada" de una de las personas que ocupan la casa, esto es, el chico de 19 años, y también explicó que lo han expulsado. La policía lo busca para notificarle la denuncia y para conocer su versión de los hechos.

casa de cadiz
Dibujos de los inquilinos de la Casa de Cádiz, en una imagen tomada el pasado 13 de mayo / METRÓPOLI ABIERTA

"Desde la Casa se da apoyo plenamente a la persona agredida, ya que las agresiones y los abusos no tienen cabida dentro del proyecto que Okupa Casa Cádiz significa", añaden, y aseguran que el proyecto sigue vivo y dinámico.

DANCIU SE DEFIENDE

Danciu, muy activo en redes sociales, ha recibido una lluvia de críticas en Twitter por sus presuntos delitos a los que éste ha contestado afirmando que ha denunciado a las personas que han organizado un "brutal acoso" ante el Juzgado de Guardia de Barcelona por presuntas calumnias e injurias.

"Me siento muy dolido por todo y no sé si podré levantarme del dolor que me ha causado todo esto", ha escrito el activista en sus redes sociales, que ha asegurado, textualmente, que no es un violador ni ha abusado sexualmente de ninguna persona en su vida.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.