El exdirector administrativo del Palau de la Música, Jordi Montull, ha declarado este jueves durante el juicio por el saqueo de la entidad cultural y se ha sumado a los dedos que señalan direcamente a CDC. Durante su intervención, Montull ha asegurado que las comisiones que cobraba de la constructora Ferrovial pasaron del 3% al 4% porque el partido “quería más dinero”.

El que fuera exresponsable del Palau, que solo ha aceptado declarar ante el fiscal Anticorrupción y su defensa, ha ratificado todas las revelaciones realizadas el miércoles por su hija Gemma. Esta aseguró durante el juicio que CDC se financiaba ilegalmente a través de la entidad. 

Con su declaración, también ha confirmdo las palabras del expresidente del Palau, Félix Millet del pasado miércoles cuando seguró que las “mordidas” que Ferrovial presuntamente pagaba eran inicialmente del 3% sobre el volumen de la obra adjudicada y posteriormente del 4% que se repartían en una proporción del 2,5% para CDC y el resto de implicados.

Según ha relatado el acusado, en un principio era Millet el que mantenía contacto con el extesorero de CDC Carles Torrent, fallecido en 2005, una persona que Montull ha dicho no sabía qué cargo tenía en el partido nacionalista, porque para él era "el recadero".

DINERO EN UN SOBRE

Cuando Daniel Osàcar sucedió a Torrent al frente de la tesorería de CDC, fue Montull el encargado de hacer llegar las comisiones pagadas por Ferrovial en metálico: "Yo tenía el dinero en un sobre a punto, él venía, contaba el dinero, lo recogía y se lo llevaba", ha detallado el exresponsable del Palau de la Música.

Montull ha dicho desconocer con qué cargos de CDC conversaba Millet sobre el pago de comisiones, más allá de los tesoreros, y ha admitido que tras la muerte de Torrent asistió junto al exresponsable del Palau a una reunión en un hotel de Barcelona con el exconseller de Justicia y diputado de JxS Germà Gordó y el exdiputado convergente Jaume Camps, inicialmente imputado en el caso pero que quedó exculpado por prescripción.

Sin embargo, Montull ha dicho que en esa reunión con cargos de la formación convergente "no se habló de dinero", sino de política y de fútbol, "quizá porque yo estaba delante", ha apuntado.

DECLARACIÓN DE CDC

Por su parte, el extesorero de CDC acusado en el caso Palau, Daniel Osàcar, ha negado este jueves en juicio las acusaciones del expresidente de la institución, Fèlix Millet y de su mano derecha, Jordi Montull, de que el partido cobró comisiones ilegales de Ferrovial a través de la entidad: "Aquí se ha mentido mucho".

"Las afirmaciones que se han hecho sobre mi persona son falsas", y ha añadido que las visitas qué él hacía al Palau de la Música eran exclusivamente en base al convenio que la Fundació Trias Fargas --de la que era presidente-- tenía con esta institución cultural.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.