Una paciente que había ido al hospital de Sant Pau de Barcelona para hacerse una prueba de tuberculosis ha denunciado al médico que la atendió porque la grabó desnuda durante la consulta. Según la testimonio del caso, el médico le dijo que estaba realizando “un estudio y que, si no me importaba, grabaría la visita”.

A la mujer le pareció sospechoso pero después valoró la opción “para participar en un estudio científico en plena pandemia”. El doctor, residente de primer año, sacó una cámara que tenía escondida bajo un trapo y empezó a grabar.

DENUNCIA AL DOCTOR

Según la víctima, el médico no le pidió firmar ningún consentimiento por escrito ni tampoco ningún otro documento. Durante la consulta el médico le pidió que se quitara la camiseta, quedando completamente desnuda ante la cámara porque no llevaba sujetador.

La mujer, que no ha revelado su identidad, ha asegurado en el Diari Ara que después comprobó que no existía ninguna investigación y que el médico aprovechó para grabarla sin ropa. La víctima acabó llamando al centro y denunciado al doctor, que ha sido apartado del hospital de Sant Pau y expedientado por una “falta grave” por haber grabado sin autorización.

ACTUACIÓN DEL MÉDICO

En la denuncia que tramitó la paciente al hospital, así como al departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, la mujer deja claro que la actuación del médico fue "absolutamente irregular, ilegal y abusiva".

El vicepresidente del Colegio de Médicos, Jaume Sellarès, asegura que el doctor se enfrenta a una sanción por falta grave que puede superar una amonestación y una suspensión de sueldo y trabajo de hasta 30 días.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.